Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los maestros se oponen a suprimir la jornada intensiva de junio

Educación y padres insisten en eliminar el horario reducido

Unos a favor y otros en contra. La discusión en el seno del Consejo Escolar de Cataluña sobre la jornada intensiva en los colegio durante el mes de junio se ha encallado. Este órgano - que reúne a los sindicatos de maestros, las familias de alumnos, las patronales y la Generalitat- no se ha puesto de acuerdo sobre este punto y propone sin unanimidad mantener el horario continuo. El debate se produce en el marco de las propuestas que el Consejo Escolar hará en breve a la Generalitat para elaborar un nuevo calendario escolar a partir del curso que viene.

La Generalitat planteó suprimir la jornada intensiva de junio ya el curso pasado. El Consejo Escolar, sin embargo, no ha logrado un acuerdo en este punto. Los sindicatos se oponen. Las familias, en cambio, se alinean con la Generalitat y están a favor de suprimirla.

La jornada intensiva en junio debe mantenerse en los colegios por razones de clima, dijeron ayer varios sindicatos consultados. Hace demasiado calor y los centros no están preparados para que los alumnos trabajen en condiciones, añadieron.

El Consejo Escolar sí ha sido capaz, en cambio, de llegar a un acuerdo unánime en comisión para plantear al consejero de Educación, Ernest Maragall, que el primer día de clase del curso se avance a partir de 2010 (véase EL PAÍS de ayer).

No se especifica fecha para arrancar el curso, pero se dice que debe haber al menos cinco días en septiembre para que los profesores tengan tiempo de preparar las clases. También hay acuerdo en este órgano para hacer un descanso de una semana en febrero.

Tras el rechazo sindical a suprimir la jornada intensiva en junio, el Consejo Escolar plantea por mayoría, pero no por unanimidad, que se mantenga la opción a hacer jornada intensiva en junio como hasta ahora. Y abre "la posibilidad de ajustar el horario y empezar a las ocho de la mañana", dice el documento del consejo. La opinión del consejo no obliga a la Generalitat, pero su opinión es preceptiva. El consejero Maragall deberá tomar una decisión sobre este punto sin el acuerdo total en el consejo.

El consejo recomienda "estudiar el tema de la jornada y el horario escolar por zonas educativas". La ley de educación prevé crear estas zonas educativas agrupando centros de primaria y secundaria, sean públicos o concertados.

El documento del consejo es claro cuando dice: "El profesorado tiene unos intereses que se deben recoger en la normativa, de la misma manera que los tienen las administraciones local y autonómica, los padres y madres, el mundo de la empresa y el mundo del ocio. El objetivo principal ha sido (...) redactar unas bases para que el consejero de Educación y su equipo conozcan las opiniones de los diferentes sectores y el grado de consenso ante cada punto y puedan así legislar tan acertadamente como sea posible".

Propuestas

- La jornada intensiva de junio debe seguir. El Consejo Escolar abre la posibilidad de arrancar ese mes a las ochode la mañana

- Los sindicatos insisten en que los centros no están preparados para que los alumnos aguanten el calor a partir de junio - Las familias de alumnos se decantan por eliminar la jornada continua

- Hay unanimidad en avanzar el inicio delpróximo curso, sin especificarfecha, y en hacer unaparada lectivade una semana en febrero

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de septiembre de 2009

Más información