La lluvia deja hasta 169 litros en 24 horas y complica el tráfico

El temporal obliga a cerrar el puerto de Sagunto al tráfico comercial

El otoño de este año, que comenzó oficialmente ayer, es de libro en la Comunidad Valenciana, al menos por el momento. Tras más de una semana de chubascos intermitentes, ayer los paraguas fueron necesarios en todo el territorio, aunque fue en el sur de Valencia y en el norte de Alicante donde se sufrieron las tormentas más intensas. Las lluvias dejaron en Vallada (Valencia) un máximo de 169 litros por metro cuadrado en 24 horas y hasta las 18.45, según la Agencia Estatal de Meteorología. Pero los pluviómetros también registraron 125 litros en Ontinyent y 106 en Picassent y en Pinet. En Alicante, Villena con 99 litros, Murla con 98 y Beneixama con 95 litros sumaron los mayores registros. Y en Castellón fue Vilafamés, con 74 litros, la que registró mayores precipitaciones. La lluvia no causó grandes daños, aunque sí provocó problemas puntuales en algunas localidades.

La lluvia anegó bajos y cortó los accesos a Xàtiva y Dénia

El temporal complicó las comunicaciones por tierra y mar. En La Costera, por ejemplo, las fuertes lluvias caídas en la noche y madrugada del martes al miércoles colapsaron la mayoría de accesos por carretera a Xàtiva, como la entrada principal por carretera a Llosa de Ranes. Una inundación también obligó a cortar el acceso desde Lloc Nou. La circulación normal no se restableció hasta la mañana del miércoles.

En La Marina, las espectaculares trombas de agua sembraron el caos viario, sobre todo en Dénia, donde varios accesos secundarios tuvieron que cortarse puntualmente al tráfico y la circulación fue muy complicada. También se anegaron bajos y algunas playas sufrieron daños. Los bomberos tuvieron que rescatar a varios ocupantes de vehículos. Y en Alzira parroquia de la Sagrada Familia se inundó tras la rotura de un colector.

Por otro lado, el temporal obligó a buena parte de la flota pesquera de la provincia de Valencia a permanecer amarrada y motivó el cierre del puerto de Sagunto. La decisión obligó sólo a cancelar el atraque de dos buques, según la Autoridad Portuaria de Valencia. Y en El Cabanyal, barrio de la ciudad de Valencia, una familia fue desalojada por los bomberos debido a las filtraciones de agua y el mal estado que presentaban las vigas.

La Agencia Estatal de Meteorología preveía que durante la noche de ayer y esta madrugada siguieran las precipitaciones de tipo moderado en general con algún chubasco puntualmente fuerte en el litoral e interior sur de Valencia y norte de Alicante, aunque durante el día de hoy las nubes irán dando paso al sol.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Información elaborada por Xavier Aliaga, Arturo Ruiz, Ignacio Zafra y Rosa Biot

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS