Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre a Gómez: "Si tú no eres ni candidato..."

-Adiós, presidenta saliente.

-¿Presidenta saliente? ¡Qué cachondo! Si tú no eres ni candidato...

-Pues sé de muy buenas fuentes que vas a ser candidata a la alcaldía.

-No lo descartes, no lo descartes...

Y así, la presidenta de la Comunidad de Madrid se dio la vuelta y se fue a sus cosas al término del debate. Y Tomás Gómez, con quien acababa de mantener el diálogo y de darse un beso de atrezo, lo vio claro: "Ya ha dado un titular".

Pues sí. Y una foto. Porque noticia, poca: Alberto Ruiz-Gallardón es ya el candidato oficial del PP al Ayuntamiento de Madrid para 2011.

Pero también regaló Aguirre otra de las anécdotas del día. Por su desparpajo y por las tres botellas de agua que se había bebido durante la mañana. "Presidenta, tres minutos". Y así, al suspender Elvira Rodríguez la sesión a petición de Aguirre, se produjo una carrera desde el hemiciclo hasta los baños de la Asamblea. Ganó Aguirre, seguida muy de cerca por Maru Menéndez y dos redactoras de periódicos.

MÁS INFORMACIÓN

La estampida también empujó al servicio de caballeros al consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, y al consejero de Presidencia, Francisco Granados, que salieron juntos.

La cosa, Aguirre aparte, estuvo muy aburrida en los pasillos. Y dentro. Tanto que empezaba a cundir el desánimo profesional entre algunos diputados. La duda existencial. "Estamos muy alejados de la gente. La izquierda no sabe enfocar el debate... Venimos aquí a hablar de lo humano y lo divino. No sé...", se lamentaba una diputada progresista mientras apuraba su cigarrillo.

Mientras tanto, el gabinete de prensa de Aguirre y ella misma comenzaban a insistir en la idea de que Beatriz Corredor estaba en la tribuna de público. "Muy raro", deslizaban dejando entrever que podía ser la candidata tapada del PSM a la Comunidad. Como tratando de desautorizar a Gómez. Quizá de esos lodos vino el "presidenta saliente" que le dedicó el secretario general del PSM al final del debate.

Pero también picó la presidenta al alcalde de Getafe, Pedro Castro, a quien afeó, en medio de su discurso, que atendiera más a su móvil que al debate. "Mi nombre envenena sus sueños", dijo luego Castro. Aunque más cabreado salió el Defensor del Menor, Arturo Canalda, al oír que Maru Menéndez le llamaba "mediático" en referencia al caso Belén Esteban. Se fue directamente a por ella en un receso a reprochárselo. "Es que yo te he visto por la tele", le contestó la socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 2009