Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SPD corteja a verdes y liberales con miras a un tripartito en Alemania

Los socios de Merkel en Baviera critican su bajo perfil en el debate televisado

Los líderes del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) abogaron ayer por formar una coalición tripartita con verdes y el Partido Liberal (FDP). El pacto serviría para llevar a la Cancillería al actual ministro de Exteriores y candidato socialdemócrata, Frank Walter Steinmeier, tras las elecciones generales del día 27. El SPD es ahora socio de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en una gran coalición que preside la canciller Angela Merkel. Los liberales son también el socio preferido por la CDU para la próxima legislatura. Precisamente el rechazo a un tándem CDU-FDP es uno de los ejes de la campaña socialdemócrata para las generales.

En una entrevista publicada ayer por el diario Augsburger Allgemeine, el presidente del SPD, Franz Müntefering destaca los puntos comunes con el FDP en una hipotética coalición a tres bandas: "En cuestiones de política educativa, exterior e interior, en derechos humanos y en protección de datos podríamos cambiar bastantes cosas junto al FDP". La llamada "coalición semáforo" (rojo socialdemócrata, verde y amarillo, el color que distingue a los liberales del FDP) también encontró apoyo en el candidato Steinmeier, quien insiste en que CDU y liberales no alcanzarán la cada vez más ajustada mayoría que reflejan las encuestas.

El secretario general del FDP, Dirk Niebel, declaró ayer al diario Bild que sólo ve "la luz roja" cuando oye hablar del semáforo. Los liberales han participado en diversas coaliciones con los socialdemócratas, pero Niebel insistió en que "ninguna cartera ministerial vale lo suficiente" como para que el FDP "sacrifique sus principios y su credibilidad".

En cuanto a Los Verdes, que gobernaron con los socialdemócratas de Gerhard Schröder entre 1998 y 2005, las diferencias con el FDP en asuntos medioambientales harían muy difícil el pacto.

El SDP ha logrado mejorar su debilitada imagen tras la actuación de Steinmeier en el debate televisado con Merkel del pasado domingo. Tiene una expectativa de voto del 24%, frente al 37% augurado para la CDU en la encuesta difundida ayer por el semanario Stern. El sondeo indica que ambos partidos han ganado respecto a los resultados de la semana anterior. El SPD suma tres puntos y la CDU, dos. Los liberales pasan de 13 a 12 puntos. La Izquierda se queda con 10 de los 12 puntos de la semana pasada, mientras que Los Verdes obtendrían de nuevo el 11% de los votos.

Menos halagüeño para Merkel es el programa económico anunciado por el partido hermano de la CDU en Baviera, los socialcristianos de la CSU, con el primer ministro bávaro, Horst Seehofer, a la cabeza. La CSU quiere presentar el lunes en Múnich un programa más conservador que las propuestas de Merkel. Según publica hoy el diario Handelsblatt, el plan de diez puntos encierra divergencias de calado con las propuestas de la CDU. El diario muniqués Süddeutsche Zeitung informaba ayer del descontento de la CSU por la actuación de Merkel en el debate con Steinmeier. Las nuevas propuestas económicas de Seehofer responden al temor a un fracaso de la coalición con el FDP. Seehofer no se ha cansado de remachar las diferencias entre democristianos y liberales durante la campaña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 2009