Los escándalos que afectan al PP

El ex 'número dos' del PP en Palma se declara culpable de malversación

Javier Rodrigo de Santos, que fue concejal de Urbanismo y número dos del PP en el Ayuntamiento de Palma entre 2003 y 2007, se confesó ayer "culpable" de un delito de malversación de caudales públicos y solicitó perdón y ser juzgado "como drogadicto".

De Santos lloró ante el tribunal cuando se dirigió al jurado popular -que emitirá hoy el veredicto del caso- y apeló a que sus cinco hijos menores han sufrido ya por su culpa "la pena de destierro de Mallorca". El juez Carlos Izquierdo le indicó que en el turno de última palabra se centrara en su defensa y no en narrar detalles personales de su vida.

El ex edil y ex director de la campaña electoral del presidente balear Jaume Matas en 2003 ha sido juzgado en la Audiencia de Palma durante tres días por apropiarse, entre 2005 y 2007, de 52.583 euros de los fondos públicos en más de cien gastos privados efectuados con su tarjeta de crédito municipal. La inmensa mayoría de las veces los dispendios los realizó en "juergas y fiestas", en clubes donde buscó la compañía de jóvenes homosexuales, según el relato del fiscal y de testigos.

Más información

De Santos también cargó al Ayuntamiento de Palma compras suyas en supermercados, efectuadas incluso en fines de semana. Y pasó a las arcas públicas el pago de 1.800 euros que costó la fiesta de comunión de uno de sus hijos, aunque lo devolvió a los dos meses al ser descubierto por la contable de la empresa municipal encargada de la construcción de una decena de polideportivos y centros de salud de Palma.

El acusado se declaró "engañado", como drogadicto, por la cocaína, un "vicio" del que no se podía desprender. Su abogado defendió que esa drogodependencia es un atenuante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de septiembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50