Inditex se lanzará a vender por Internet la ropa de todas sus cadenas

Estrenará la tienda 'online' de Zara en 2010 en España y otros cinco países - Pablo Isla anuncia que el resto de sus marcas usará el canal a medio plazo

Toda la ropa de Zara estará a la venta en Internet desde la temporada otoño-invierno de 2010, según anunció ayer la compañía. Inicialmente, la venta electrónica se lanzará en España, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Portugal, para ser progresivamente introducida en todos los mercados en los que Zara tiene presencia. Más aún, el grupo Inditex tiene la intención de extender a medio plazo la venta online a todas sus cadenas, según anunció ayer a los analistas el vicepresidente y consejero delegado del grupo, Pablo Isla.

"Internet se está convirtiendo en un canal cada vez más importante y lo lógico es extender la venta online al resto de cadenas. Estamos lanzando Zara, que es un gran paso. Para el resto no tenemos un plan concreto a corto plazo, pero pueden asumir que a medio plazo las demás cadenas también venderán por Internet", señaló Isla a los analistas en la presentación de los resultados del primer semestre de su ejercicio fiscal (de febrero a julio).

El tirón de Bershka y Stradivarius permite que las ventas aumenten un 7%
La facturación del grupo crece fuera, pero en España cae algo más del 2%
Más información
El beneficio de Inditex vuelve a crecer por la mayor eficiencia

Inditex ha lanzado un primer experimento de comercio electrónico con Zara Home. Isla dijo ayer que el grupo está "muy satisfecho" con los resultados, pero, a preguntas de los analistas, declinó dar cifras alegando "razones comerciales". Inditex tampoco quiso marcarse ningún objetivo de ventas online para Zara, aduciendo que es "demasiado pronto" para ello. Tampoco quiso dar detalles sobre la logística que soportará las operaciones por el nuevo canal.

La venta de moda por la Red apenas ha despegado en España. Según las cifras de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, la venta de prendas de vestir apenas supuso el 0,5% de los 5.184 millones que movió el comercio electrónico en España el año pasado. Eso son unos 26 millones de euros. Sin embargo, algunas enseñas se han lanzado recientemente a la venta de productos, especialmente de temporadas pasadas, con fuertes descuentos.

Inditex no quiere descuidar ese mercado incipiente, en el que ya están algunos de sus grandes competidores, como El Corte Inglés. Los directivos del grupo señalaron que el plan es ofrecer en Internet la colección completa de Zara. El lanzamiento será aproximadamente dentro de un año.

La nueva iniciativa centró buena parte de la conferencia con analistas sobre los resultados del primer semestre, en el que Inditex elevó un 6,6% su facturación (hasta 4.861 millones), pese al retroceso de algo más del 2% de las ventas en España. El mercado nacional ha pasado a representar sólo el 31,9% de la cifra de negocio, tres puntos menos que hace un año.

El crecimiento del grupo sería del 9% de no ser por el desfavorable impacto cambiario de las ventas en el exterior, que resta dos puntos. El motor del crecimiento fueron las nuevas aperturas de tiendas (490 en los últimos 12 meses). Las ventas en superficie comparable cayeron un 2%, lastradas en buena medida por el mercado español, en el que la caída de ventas comparables es seguramente la mayor en la historia de la empresa, que no facilita ese dato.

Por cadenas, las que más han tirado de las ventas son Stradivarius y Bershka, que también han incrementado más su red de tiendas. La facturación de Zara crece sólo el 3%, pero el grupo señala que la mayor parte de las nuevas aperturas de la cadena serán en la segunda mitad del año. En la compañía creen que la diferente evolución de las ventas se debe más a ese diferente ritmo de aperturas y al mayor o menor acierto de las colecciones que al desplazamiento de clientes a cadenas con ropa más barata. La que sufre más claramente las heridas de la crisis es Zara Home, con una caída de la facturación del 7%.

Pese a que el menor margen bruto sobre ventas puede indicar una política de precios algo más agresiva, los directivos señalaron a los analistas que en líneas generales mantendrán sus políticas comerciales y de precios pese a la adversa situación económica. Además, el grupo espera que la situación mejore en la segunda mitad del ejercicio.

La caída de las ventas comparables, la reducción de un punto en el margen bruto sobre ventas y el crecimiento de costes derivado de las nuevas aperturas erosionan el resultado operativo, que cae un 3%. Eso, y las mayores amortizaciones, provocan una caída del 7,6% en el beneficio neto, hasta 375 millones.

El mercado premió las cuentas del grupo con una subida de la acción del 5,05%. El mayor beneficiario de esa subida es el presidente, fundador y primer accionista de la compañía, Amancio Ortega. Su 59% en la compañía se revalorizó 721 millones en la sesión de ayer. La participación está valorada a precios de mercado en 15.000 millones de euros.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS