Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:EL ESCAPARATE | La prueba

Mucho táctil pero poco Tablet

La tendencia sigue siendo mini; lo pequeño es lo que manda, tanto es así que hay casi más novedades en portátiles minis que en los tradicionales. Hay que reconocer que, dependiendo de las necesidades de cada uno, con uno de estos peques se puede tener más que suficiente. Todos tienen acceso a Internet, ya sea vía cable (ethernet), como Wi-Fi, 3G/3GS, e incluso Bluetooth. Se puede navegar, leer el correo electrónico, realizar cualquier documento ofimático y manejar otros programas no demasiado complejos. Más que suficiente.

Dentro de esta línea está el Gigabyte TouchNote T1028, con una novedad más: se le ha incluido una pantalla táctil que puede convertirlo en una Tablet PC. Hay dos modelos según el procesador que lleven: Intel Atom N270 o N280 y, dependiendo del modelo que se elija, 1 GB de memoria RAM y un disco duro de 160 GB, aunque la característica que marca la diferencia es la pantalla táctil de tipo LED de 10,1 pulgadas, abatible y que puede rotarse, ofreciendo una resolución de 1.366 x 768 píxeles. Otro punto relevante es que Gigabyte TouchNote T1028 utiliza una batería de seis celdas.

Viene con preinstalación de Windows XP Home y, una vez calibrada junto con el lápiz que la acompaña, ya se puede trabajar de forma táctil. Otra cosa es poder convertirlo en un Tablet PC. De entrada, el sistema operativo no es el adecuado, ni lleva ningún programa que demuestra esta posibilidad. Es cierto que la pantalla es táctil y que se puede sustituir el ratón, o el cursor, por el lápiz, dedo o cualquier otra cosa que sirva para apoyarla en el menú elegido, pero de ahí al Tablet PC hay un abismo.

La solución pasa por comprar aparte el sistema operativo idóneo para tal fin y, además del engorro de tenerlo que instalar, pagar por él, lo que representa un aumento considerable en el precio del ordenador, ya de por sí elevado. Es, sin embargo, una carencia que no ayuda mucho a la hora de decantarse por este modelo. Una vez hecha la nueva instalación, sólo hay que girar la pantalla 180 grados y apoyarla sobre el teclado para empezar a trabajar como Tablet PC. Pero hay otro problema, si no se tiene cuidado al manejar el lápiz sobre la pantalla, si se apoya la mano también encima, o algún dedo está tocando la pantalla, el sistema piensa que se está optando por la pantalla táctil y no por ser un Tablet PC, anulando a este último. Hay que saber manejar el lápiz con la mano alzada, tener precisión y escribir y dibujar con soltura en esta posición para sacar todo su rendimiento. Algo muy complicado.

Producto: TouchNote T1028. Empresa: Gigabyte.Precio: 640 euros con HSDPA. Sitio: www.giga-byte.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 2009