Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella: "Regular la prostitución sería como legalizar al proxeneta"

Ambas pertenecen al mismo partido (PP) y gobiernan en la misma ciudad, pero defienden opciones opuestas. Ana Botella, concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid, se mostró ayer "radicalmente" contraria a regular la prostitución. La edil considera que el comercio sexual esconde un régimen de "semiesclavitud". Legalizarla sería "como legalizar al proxeneta". La número dos de las listas del PP al Ayuntamiento que preside Alberto Ruiz-Gallardón respondió ayer así a la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Aguirre defendió el lunes la regulación de la prostitución. Incluso tildó de "hipocresía" no hacerlo. La presidenta regional reclama que se considere un oficio, promover iniciativas para sacar a las mujeres de la calle o controlar los locales en los que ofrecen sus servicios, entre otras medidas. Todas inconcebibles para su compañera de partido. "Si legalizamos la prostitución, estaremos legalizando al proxeneta que hay detrás y que maneja grupos de mujeres", según Botella.

La edil no aclaró si el Ayuntamiento de Madrid pedirá que se prohíba la prostitución callejera, como ha hecho Barcelona. Pero sí estimó que entre un 80% y un 90% de las mujeres que se prostituyen en Madrid son inmigrantes sin papeles manejadas por un proxeneta, una estimación similar a la que manejan la policía y las ONG en todo el país.

El Ayuntamiento reclama una solución "concertada" entre el Gobierno, las comunidades autónomas, los consistorios y las asociaciones para erradicar la explotación sexual. Quieren sensibilizar a la población para que prescinda de esos servicios, con campañas como una de las últimas que pusieron en marcha, en la que advertían al ciudadano: "Porque tú pagas, existe la prostitución".

El PSOE madrileño se alinea al lado de Botella. La portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, ha dicho que siente "vergüenza como mujer" por la posición de Aguirre, que considera igual de inaceptable que si se planteara legalizar la esclavitud. La portavoz de Izquierda Unida, Inés Sabanés, ha pedido al PP que tenga una postura única en este asunto. "Ya tienen edad, competencia y responsabilidad" para resolver problemas como éste "sin apelar de forma continua a si hay que regular o no", según la portavoz de IU, que defiende un pacto. "Queremos que se hablen los temas, no puede ser que sólo los debatamos cuando hay un conflicto sobre la mesa". Sabanés asegura que no quiere caer "en el atrevimiento de Aguirre" con la regulación. Lo que pide es que se aporten "soluciones no improvisadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de septiembre de 2009