Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cadena perpetua por corrupción para el ex presidente de Taiwan

Un tribunal de Taiwan condenó ayer a cadena perpetua al ex presidente Chen Shui-bian (2000-2008) y a su esposa por corrupción, una pena motivada por "el grave daño que le ha hecho al país", según explicó un portavoz judicial. Su esposa, Wu Shu-chen, fue condenada a la misma pena por estar también involucrada en las actividades ilícitas de su marido.

Chen dijo que había sido víctima de un juicio político y recurrirá la condena. Procedente del independentista Partido Democrático Progresista, fue el primer presidente de Taiwan que no pertenecía al Partido Kuomintang y su mandato estuvo marcado por la fuerte tensión con China. Cientos de sus partidarios se manifestaron en las inmediaciones del tribunal en Taipei, donde se enfrentaron a la policía.

Al ex presidente se le culpa de malversar 2,15 millones de euros de un fondo especial controlado por el presidente. También ha sido condenado por aceptar sobornos por valor de al menos 6,16 millones de euros, dinero que lavó en un banco suizo. Wu había sido ya condenada a un año de cárcel el pasado día 2 por inducir a sus hijos a prestar falso testimonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de septiembre de 2009