Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los agricultores se manifiestan en Tortosa para pedir precios más justos

BARCELONA< / b>

Un millar de agricultores y unos 200 tractores se manifestaron ayer en Tortosa (Baix Ebre) para reclamar precios más justos, en una concentración que apoyaron las cooperativas agrarias adscritas a Cobem y representantes de asociaciones como Unió de Pagesos, Jarc y Asaja.

Los manifestantes circularon por el Eix de l'Ebre y por varias calles de Tortosa hasta llegar a la delegación de Agricultura de Terres de l'Ebre. Con este acto, quisieron concienciar a la Administración de su situación y exponer al Departamento de Agricultura sus propuestas de cambio, como la reducción de módulos en el Impuesto sobre la Renta de las personas Físicas (IRPF) y de márgenes comerciales, así como la de las cotizaciones en la Seguridad Social.

El coordinador territorial de Terres de l'Ebre de Unió de Pagesos, Joan Montesó, aseguró que el sector se encuentra en una situación "muy crítica", por lo que reclamó precios "justos y dignos" para los agricultores y una ley de comercio que reduzca los márgenes comerciales de las empresas del ramo.

El dirigente de Unió de Pagesos afirmó que ya hace tiempo que han pedido al Parlament que celebre un pleno monográfico para abordar la situación de la agricultura catalana, para que la Cámara ponga en marcha las herramientas que permitan al sector salir adelante.

Críticas a la Generalitat

Montesó cargó contra el Departamento de Agricultura de la Generalitat por no destinar suficientes recursos a la promoción de los productos agrícolas catalanes, y aseguró que el sector está ahora "desmoralizado". También criticó el papel en materia de comercio del Departamento de Innovación, Universidades y Empresa.

El portavoz de Urapac-Upa Terres de l'Ebre, Lisardo Garcia, celebró el éxito de la convocatoria, que concluyó con la entrega del manifiesto al director territorial de Agricultura. Garcia explicó que entre sus exigencias, los agricultores piden al Tribunal de la Competencia que actúe ante las grandes superficies, que, a su juicio, venden productos como el aceite a precios más bajos que el coste de producción como reclamo comercial. El dirigente sindical señaló que los agricultores no pueden elegir el precio al que venden sus productos, y eso no cubre si quiera los costes de producción, mientras que los márgenes para los distribuidores pueden llegar hasta el 300% de beneficio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de septiembre de 2009