Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atunero vasco elude a piratas en el Índico

El Gobierno autónomo aboga por la búsqueda de caladeros más seguros

El atunero vasco Alakrana, con base en Bermeo (Vizcaya), logró eludir el jueves por la tarde el ataque de un barco pirata a unas 495 millas de la costa de Somalia, en aguas internacionales, lejos de las 200 millas de la Zona Económica Exclusiva (ZEE). "Hemos tenido mucha suerte, si llega a pasar una hora antes, cuando estábamos parados y no podíamos maniobrar, nos alcanzan", señaló a la SER el patrón del barco, tripulado por 10 gallegos, 10 vascos y 10 extranjeros.

Los hechos ocurrieron alrededor de la una de la tarde, hora española. Los piratas no fueron detectados hasta que el peligro era inminente, cuando estaban a menos de siete millas. El Alakrana efectuó varios cambios de rumbo y comprobó que los asaltantes le seguían los talones. Con el viento a su favor y la red recién recogida - "con ella en el agua no hubiéramos podido maniobrar", destacó el patrón- pudieron alejarse y evitar otro secuestro como el sufrido por el Playa de Bakio en abril del pasado año. Ya de noche, una fragata holandesa fue al encuentro del Alakrana, pero no logró localizar a los piratas. La empresa propietaria del barco, Echebastar Fleet, destacó que la embarcación se encontraba más cerca de las Islas Seychelles que de la costa somalí cuando ocurrió el incidente. Los piratas suelen utilizar barcos nodriza para acercarse y después asaltar a sus víctimas con pequeñas embarcaciones difíciles de detectar.

Según el patrón, aunque los barcos españoles agradecen la presencia de una fragata y un avión español en la zona -integrados en la Operación Atalanta de la UE-, consideran que el Gobierno debería seguir los pasos de Francia y poner militares armados a bordo de los buques. En marzo pasado, el atunero Felipe Ruano logró escapar de otro asalto pirata en el Índico. El Playa de Anzoras hizo lo mismo en septiembre de 2008.

La consejera de Agricultura y Pesca del Gobierno vasco, Pilar Unzalu, abogó ayer por la búsqueda de caladeros más seguros y adelantó que el Ejecutivo autónomo negocia con los gobernantes del archipiélago de Kiribati, en el Pacífico Sur.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de septiembre de 2009