Entrevista:MIGUEL ÁNGEL TABALES | Arqueólogo del Alcázar de Sevilla | verano

"Excavamos y los libros hierven"

Miguel Ángel Tabales, arqueólogo del Alcázar de Sevilla, habla de su trabajo con el entusiasmo indisimulado de un niño al que la vida le descubre algo nuevo cada día. Mientras que la mayoría consume su jornada laboral en una oficina, este extremeño de 44 años tiene su lugar de trabajo en la fortaleza andaluza, concretamente bajo su suelo, que esconde la historia de Sevilla.

Ahora dirige la excavación del patio de Banderas, donde se encuentra un pedazo considerable de esa historia. A dos metros, un barrio árabe. A cinco, muros romanos, y un poco más allá vestigios de la edad de bronce que se remontan a ocho siglos antes de Cristo. En definitiva, dar ese "gran vistazo" que le ha encargado el patronato del Alcázar. Y que ha levantado alguna que otra ampolla entre la clase académica porque, inevitablemente, está reescribiendo los libros de historia con cada descubrimiento. El más significativo, que el Alcázar tiene su origen en el siglo XI en lugar de en el X, como se había considerado siempre.

"Sobre el origen del Alcázar en el siglo X ¡Hasta yo mismo estaba equivocado!"
Una cocina del siglo VIII a. de C. es la prueba de vida más antigua de Sevilla

Pregunta. Le ha quitado al Alcázar 100 años de un plumazo con la prueba del carbono 14. Y parece que eso no ha gustado demasiado a algunos historiadores.

Respuesta. No hacía falta realizar la prueba química para llegar a esa conclusión. A cada excavación que hacía, salían más pruebas que confirmaban, por lógica pura, que la fecha del origen del Alcázar era errónea. Por ejemplo, una calle árabe del siglo X por encima de la cual pasa la muralla original de la fortaleza, cortándola. La muralla es posterior, obviamente.

P. ¿Y por qué realizó la prueba del carbono 14?

R. Porque hacía falta algo que confirmara oficialmente esta teoría. Y a muchos reticentes les ha supuesto una cura de humildad.

P. Explíquese.

R. Hasta estas excavaciones, partíamos de una teoría errónea. Muchos historiadores, valiosísimo por otra parte y en los que yo me he basado siempre, databan el origen del Alcázar en el siglo X. Por pura lógica histórica se había llegado a la conclusión de que el alcázar original era de 844 (vikingos) o de 915, cuando los sevillanos se revuelven contra Abderramán III, que todavía no es califa, y él como castigo construye el Alcázar del gobierno. Ahora se demuestra que estaban equivocados ¡Yo mismo lo estaba! Soy el primero que he reconocido que estaba equivocado, porque muchas de mis publicaciones se basaban en esa fecha.

P. ¿En qué medida cambia este descubrimiento la historia tal y como la conocíamos?

R. Pues por ejemplo, que el rey taifa Almu Tamid no tenía aquí su residencia, como se pensaba. En el siglo X esta zona no era el centro de Sevilla como ahora, así que lo más probable es que viviera en el centro. Pero son sólo especulaciones. Habría que excavar para comprobarlo.

P. Los libros de historia tendrán que cambiar ciertos párrafos.

R. Ahora mismo, los libros de historia hierven con las excavaciones del Alcázar.

P. Pero éste no ha sido el único gran descubrimiento.

R. No, lo que pasa es que ha sido más mediático, por la polémica que ha generado. Hay otros mucho más significativos bajo el patio de Banderas, como una cocina del siglo VIII antes de Cristo, con vasijas de esa época, que son las pruebas de vida más antiguas que se han descubierto en Sevilla. O unos muros romanos que podrían pertenecer a la iglesia de San Vicente.

P. ¿Y cuándo hará público todo esto?

R. Mi proyecto es construir una cripta en estas excavaciones, y acondicionarla para que el público pueda acceder. Pero el patronato tiene que aprobarlo. Aún no es seguro.

P. Eso conllevaría mucha financiación.

R. El Alcázar puede enorgullecerse de ser autosuficiente. Es el segundo edificio más visitado de España, tras la Alhambra, con 7.000 visitas diarias. Continuar con las excavaciones del patio de Banderas, y hacer la cripta no supone tanta inversión, y enseguida se vería cubierta.

P. ¿Y cuándo le dará el patronato luz verde?

R. En otoño les daré mi informe y, si lo aprueban, me permitirán continuar las excavaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 31 de agosto de 2009.

Lo más visto en...

Top 50