Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los radicales destacan que en fiestas de Bilbao se multiplicó el apoyo a presos

La izquierda abertzale aprovechó ayer un balance sobre la Aste Nagusia, que finalizó el pasado domingo en Bilbao, para denunciar la existencia de "una estrategia calculada" para "sacar de las calles las demandas sociales". En su análisis, recogido en un comunicado, este sector, que destaca cómo "miles de personas" se reunieron en defensa del derecho a manifestarse a pesar de las prohibiciones, considera que durante las fiestas de la capital vizcaína las "muestras de solidaridad" se "multiplicaron".

Los radicales, que subrayan la "gran labor" de Bilboko Konpartsak, ven en la coalición PSE-PP un "empeño en reventar las fiestas". Por eso, instan al PNV y a EB, así como a los sindicatos y agentes sociales a que "entre todos" se defienda un modelo "consolidado entre la ciuddadanía" frente a quienes "quieren retornar a las fiestas del pensamiento único".

En su análisis, la izquierda abertzale sostiene que el PSOE "se ha dado de bruces con la determinación de la sociedad ya que la defensa del derecho fundamental de manifestación y la demanda de democracia reunió a miles de personas pese a la prohibición y las amenazas".

Finalmente vuelven a criticar a Iñaki Azkuna porque "sale a la palestra a arremeter contra el perseguido y a preocuparse únicamente por una docena de contenedores volcados".

El papel de la Ertzaintza

La Policía Autónoma vasca no sale del discurso político diario. Mientras hoy estará presente como auténtico tema de fondo en la reunión que va a mantener el consejero de Interior, Rodolfo Ares, y el presidente de Eudel, Jokin Bildarratz, ayer fue analizada por EA y EB.

En el caso de Ezker Batua, su portavoz Serafín Llamas, lo inscribió dentro del contexto político al asegurar que "habría que hablar menos sobre las fotos de los presos y más sobre la manera de desarrollar políticas sociales y de empleo". En este sentido, Llamas advirtió a Ares de que "no puede" trasladar a los ayuntamientos la responsabilidad de tomar decisones sobre fotos de presos y carteles reivindicativos "porque esta competencia está dentro del ámbito judicial" para no "sobrepasar" la línea que separa "la libertad de expresión y la apología del terrorismo".

En el caso de EA, Pello Urizar, su secretario general, aseguró que la Ertzaintza "ha cometido errores" en algunas de sus intervenciones para retirar fotos de presos de ETA o impedir manifestaciones. Por eso reclamó "cautela" y "utilizar el sentido común", afirmando que exhibir fotos de presos de ETA puede no sentar bien a determinadas personas, pero no es delito".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de agosto de 2009