Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Fernando Peñalosa, fotoperiodista

Quizá en los trabajos no exista nadie imprescindible, tampoco en las redacciones -que en los diarios locales son casi como una familia-, pero la figura del fotógrafo Fernando Peñalosa se hacía necesaria siempre en el patio de operaciones donde se confecciona a diario El Adelantado de Segovia, por sus conocimientos, su buen humor, sus consejos o sus silencios.

Fernando Peñalosa Izuzquiza que murió, ayer, con 63 años, como consecuencia de un cáncer, destacó siempre por algo más que su quehacer diario -posiblemente alguien no le conozca sin una cámara colgada- , y era esa forma de ver la vida, pausada, desde la discreción, la reflexión, el comentario discreto, en definitiva, la humanidad y la ternura.

Con estudios en la Escuela de Cine de Madrid, Peñalosa comenzó, hace más de 35 años, su labor de reportero gráfico en un pequeño periódico de provincias, al que fue modernizando porque se trataba del fotógrafo que entraba en plantilla y cuya misión era realizar exclusivamente fotos para el diario del día.

Colaboraciones

A lo largo de su carrera colaboró con Televisión Española (TVE), como corresponsal gráfico, así como para las agencias Efe e ICAL o el diario El Mundo, entre otros.

Del blanco y negro al color, de lo analógico a lo digital, Peñalosa era un apasionado de las nuevas tecnologías aplicadas al campo de la fotografía y a su transmisión, casi tanto como su afición por la mecánica de los automóviles, a la que prestaba atención el poco tiempo que le dejaba su trabajo, una pasión que trataba de inculcar entre los jóvenes con la creación de una escuela, pero que no ha visto realizada.

De su amor por el trabajo no hay duda. Ha llevado la tradicional mochila con las cámaras y los objetivos hasta hace menos de un mes, cuando tuvo que ser ingresado para una intervención en el Hospital General de Segovia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de agosto de 2009