Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

18 denunciados en Bilbao por exhibir fotos de etarras

La Ertzaintza denunció ayer a 18 personas por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo, tras identificarlas como los responsables de varios locales situados en el recinto festivo de Bilbao en los que exhibían fotografías de presos de ETA y carteles con propaganda de la banda. Era la primera vez que la policía vasca entraba en el recinto festivo de Bilbao desde que en 2000, un fuerte despliegue policial impidió a los simpatizantes de Batasuna acceder al Ayuntamiento para retirar la bandera española, como habían hecho en años anteriores en medio de fuertes enfrentamientos.

La policía vasca entró a las 13.00 con una orden de la Audiencia Nacional y el encargo expreso de identificar a los responsables de las txosnas (casetas festivas) Kaskagorri, ligada a la organización ilegalizada de las juventudes de la izquierda abertzale Segi, y Txori Barrote, ligada a las Gestoras pro Amnistía, ilegalizadas en 2008.

Los agentes identificaron a seis personas en Kaskagorri y a cinco más en Txori Barrote. Ante su negativa a quitar las fotografías de terroristas las retiró la Ertzaintza. En ese momento se produjeron los primeros forcejeos y golpes a un grupo de unas 20 personas que intentó impedir la entrada de los policías. El fuerte dispositivo policial controló las calles adyacentes y, aunque hubo mucha tensión, apenas se produjeron forcejeos.

Alabanzas a los presos

Los agentes retiraron las fotografías y carteles sin demasiados problemas, mientras por la megafonía del local se nombraba a varios presos de ETA y gritaban "maite zaituztegu" (os queremos). Varios radicales volcaron dos contenedores junto al Teatro Arriaga. Posteriormente, la Ertzaintza entró en las txosnas Altxaporrue donde identificó a seis personas y retiró propaganda terrorista, y a la de Kobetamendi, donde identificó a una persona más.

En Ondarroa (Vizcaya), sí se produjeron actos de violencia, pero ligados a la operación policial del miércoles contra ETA en Francia. Uno de los detenidos, Aitzol Etxaburu, es de esa localidad. Varios encapuchados quemaron contenedores y atacaron sucursales bancarias. La comisión gestora del Ayuntamiento, gobernado por el PNV desde que en 2007 los electos de ese partido, de EA y de EB renunciaran a coger las actas por las amenazas de la izquierda abertzale, condenó los ataques.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de agosto de 2009