Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrevieja tolera la actividad de 'pubs' irregulares durante 20 años

El juez imputa a uno de los dueños de la empresa que explota los localesAlgunas quejas se han registrado en Costas por ocupación de suelo público

El Ayuntamiento de Torrevieja, gobernado por el PP con mayoría absoluta, tolera desde hace dos décadas la actividad de cuatro pubs sin licencia o, en su defecto, con permisos para cafetería, y un quinto local que alberga un bingo también sin autorización. Los irregulares locales son propiedad de la comunidad de bienes Dulcísimo Nombre, perteneciente a cuatro empresarios locales afines al PP.

Uno de estos empresarios, en concreto Simón Lorenzo Ballester, ha sido imputado por el titular del Juzgado número 5 de la localidad. El magistrado instruye una denuncia por daños de la comunidad de propietarios colindante con uno de los ilegales establecimientos del grupo empresarial, el pub Jeremy, sito en el paseo marítimo Juan Aparicio, en plena primera línea de costa. Los vecinos han presentado una ampliación de la denuncia que implica a concejales del PP, en concreto al edil de Urbanismo, Francisco Moreno, por supuesta prevaricación. El juez ha acumulado las diligencias al sumario ya en curso, pero aún no ha acordado ninguna otra imputación.

La denuncia de la comunidad de propietarios del edificio Trinidad, en el número 7 del mencionado paseo marítimo, señala que Dulcísimo Nombre es propiedad del farmacéutico Tomás Ricardo Ballester, junto a su hermano Simón Lorenzo Ballester y otros dos comerciantes. De esta entidad y sus dueños dependen otras cuatro sociedades mercantiles, cuyos administradores son los hermanos Ballester. Estas firmas se dedican al negocio nocturno, con pubs en la zona céntrica más importante de Torrevieja. El grupo comenzó la actividad en paralelo a la llegada a la alcaldía del popular Pedro Ángel Hernández Mateo.

Las sociedades de los hermanos Ballester explotan los siguientes pubs: María Sarmiento, Lo que el viento se llevó, El Pájaro Loco, y el Jeremy. El primero se ubica en los bajos de un edificio en obras desde hace 20 años. Y el último funciona desde hace seis años en pleno paseo marítimo sin licencia de apertura. Ante las denuncias de los vecinos, el Ayuntamiento le otorgó una licencia ambiental que no se corresponde con su actividad. El grupo posee, además, el local La Amstelería, que los fines de semana alberga un bingo sin permiso.Los locales supuestamente clandestinos que explota Dulcísimo Nombre acumulan más de un centenar de denuncias de los vecinos de la zona ante el Ayuntamiento los dos últimos años. Los afectados por la actividad de los locales han registrado algunas de las quejas ante la Dirección General de Costas ya que, según ellos, los locales, en este caso el pub Jeremy, situado en el paseo marítimo, ocupa terreno público dentro de la servidumbre marítimo-terrestre. El grueso de las denuncias hace referencia a la ausencia de licencias de los locales con la actividad real que desarrollan, ruidos y contra la ordenación del territorio.

Una de estas quejas ha sido el desencadenante de la investigación judicial en marcha. La comunidad de propietarios del edificio Trinidad decidió el pasado mes de junio presentar una denuncia ante la Guardia Civil contra el gerente del pub Jeremy, otra empresaria de la zona y un promotor, por supuestos daños. Los vecinos, con autorización municipal, instalaron un cerramiento mediante una cadena en el espacio denominado la Herradura, también dentro del paseo marítimo. Sin embargo, el cerramiento fue levantado en dos ocasiones supuestamente por los tres denunciados. El instituto armado trasladó las diligencias policiales al juzgado. El titular de la oficina número 5 ha abierto diligencias penales por un delito de daños. El magistrado ha citado, en calidad de imputado, al gerente del pub para el próximo día 23 de septiembre.

En cuanto a la supuesta actividad ilegal de un bingo en el local La Amstelería, los vecinos aportan una prueba gráfica contundente. El pasado día 26 de junio, con motivo de la visita a la ciudad del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, para inaugurar la plaza de la Ermita, los responsables del local colocaron el siguiente cartel: "¡Atención! Informamos a los Sres. clientes que con motivo de la inauguración el próximo viernes (26 de junio) de la nueva plaza de la Ermita, se cancela el sorteo del bingo para ese día".

El gerente del pub Jeremy, Simón Lorenzo Ballester Herrera, imputado por el juez, declinó ayer hacer ningún comentario sobre la denuncia. Mientras, este periódico intentó si éxito conocer la opinión del equipo de gobierno local acerca de las quejas de los vecinos.

El Ayuntamiento de Torrevieja acumula varias sentencias en contra del Tribunal Superior de Justicia a raíz de demandas de vecinos relacionadas con ruidos originados por locales de ocio. La última se produjo en pasado mes de julio y el alto tribunal confirmó que el Ayuntamiento tenía que indemnizar a tres vecinos con 9.000 euros por los daños morales causados por la actividad de los locales.

El consistorio de Torrevieja ha sido de nuevo el farolillo rojo en la clasificación del índice de transparencia de los Ayuntamientos en 2009, listado elaborado por la organización Transparencia Internacional-España. Y su alcalde, Pedro Ángel Hernández Mateo, está imputado por una millonaria plusvalía de 5,2 millones de euros en la compraventa de una finca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de agosto de 2009