Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez ordena el regreso de su embajador a Colombia

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó ayer el regreso de su embajador a Colombia, 11 días después de que "congelara" las relaciones con su vecino a causa del acuerdo que permitirá a EE UU el uso de siete bases militares colombianas. Días antes, Bogotá había denunciado el hallazgo, en manos de la guerrilla de las FARC, de lanzacohetes suecos que habían sido adquiridos años antes por el Ejército de Venezuela.

La decisión de Chávez de restituir al embajador Gustavo Márquez en su puesto se considera un paso decisivo para resolver la crisis diplomática. "Retorna a Bogotá, Gustavo, que se vaya a trabajar", dijo el mandatario venezolano, ante un grupo de activistas de la izquierda colombiana, encabezados por la senadora Piedad Córdoba. Chávez añadió que nunca se había planteado la ruptura de relaciones con el Gobierno de Álvaro Uribe.

Chávez, que apenas hace dos días amenazaba con represalias comerciales y pronosticaba "una guerra en Latinoamérica", da así un vuelco radical. La decisión se produce dos días después de que Uribe concluyera una gira por siete países de Latinoamérica para explicar el alcance del acuerdo con EE UU, y que ha contribuido a desactivar las tensiones que se habían generado en el continente.

Bogotá insiste en que el acuerdo tiene como objetivo la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, y que no se ampliará el número de efectivos estadounidenses en su país. Uribe se mostró satisfecho con su gira, en la que, salvo la oposición de Bolivia, cosechó el apoyo de Perú y el respeto de Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay y Argentina, condicionado a que el acuerdo se limite a territorio colombiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de agosto de 2009