urbanismo

Pérez Villalta, agredido por su rechazo al puerto de Tarifa

El artista denuncia que recibió una paliza por oponerse a la remodelación

Guillermo Pérez Villalta, uno de los artistas más relevantes del panorama nacional, es también una persona comprometida con su tierra. Y es, precisamente, ese compromiso lo que ha provocado, asegura, que la noche del pasado martes el artista y su pareja, Fernando Boix, recibieran una paliza a las puertas de la sede del Partido Popular (PP) de su pueblo, Tarifa (Cádiz). Su pecado: opinar contra el gran proyecto urbanístico que la Autoridad Portuaria de Algeciras prevé para triplicar el tránsito de pasajeros y vehículos entre el puerto de Tarifa y la vecina ciudad marroquí de Tánger, tan cercana a la costa tarifeña que su paseo marítimo forma parte del horizonte en los días claros.

Pérez Villalta y Boix, que ayer denunciaron los hechos ante la Guardia Civil del municipio gaditano, fueron increpados por tres hombres de mediana edad y a los que, aseguran los agredidos, molestaron unas declaraciones que realizó el artista a mediados de julio. Uno de los hombres se abalanzó sobre ellos y el encontronazo terminó con un hombro dislocado de Fernando Boix, además de las magulladuras y golpes que recibieron ambos.

"Todo esto corrobora que, lamentablemente, tengo razón y que muchos tarifeños son, no sólo incultos, sino muy brutos. La historia comenzó el mes pasado, durante la presentación de la plataforma ciudadana Tarifa Sí, de la que soy presidente honorífico, y que está en contra de la construcción de un mega-puerto en Tarifa. Yo dije entonces que el hecho de que algunos creyeran que el puerto sería bueno para Tarifa se debe al grado de incultura del pueblo", explicó ayer el artista desde su casa-estudio de Tarifa en la que pasa los veranos trabajando.

"Fue un acto público en el que nadie hizo ninguna referencia a ningún partido. Sin embargo, al día siguiente, el PP -en la oposición en el Ayuntamiento tarifeño gobernado por una coalición de PSOE e Izquierda Unida- emitió un comunicado en el que protestaba porque yo había llamado inculto al pueblo", añade el artista, uno de los creadores de la llamada nueva figuración madrileña y Premio Nacional de Artes Plásticas.

"Pasábamos por la puerta de la sede del PP entre las ocho y media y las nueve y tres hombres que estaban sentados fuera comenzaron a hacer referencia a mis declaraciones para, después, pasar rápidamente a los insultos. Cosas como: 'mariconas de mierda'. Cuando nosotros les contestamos que, precisamente así, estaban demostrando su grado de incultura, uno de ellos se abalanzó sobre Fernando, lo tiró al suelo entre dos coches, y empezó a golpearlo. Yo logré separarlo y una chica que estaba allí y lo vio todo nos llevó al centro de salud", asegura Pérez Villalta. El pintor se mostró ayer muy afectado por la violencia que demostraron sus vecinos. El centro de salud derivó el caso al hospital Punta de Europa de Algeciras, donde le recolocaron el hombro a Fernando Boix.

La ampliación del puerto ha generado gran controversia y se han creado dos plataformas vecinales: una a favor y otra en contra. La primera, alega que el empleo local se vería beneficiado y la otra, que la ampliación es incompatible con la preservación del Parque Natural del Estrecho. El Ayuntamiento está a favor del proyecto que supondría 2.000 puestos de trabajo. La pelota está ahora en el Ministerio de Medio Ambiente, que tiene que evaluar el impacto medioambiental del proyecto.

Guillermo Pérez Villalta, en su estudio de Tarifa.
Guillermo Pérez Villalta, en su estudio de Tarifa.JESÚS CANO

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de agosto de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50