Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE amenaza con vetar al PP si no permite a Pajín ser senadora

El PP prepara una maniobra en Valencia para humillar a la socialista

Después de tres meses de padecer atónito el boicoteo del PP valenciano al nombramiento de Leire Pajín como senadora, el PSOE pegó ayer un puñetazo en la mesa de impredecibles consecuencias políticas. José Blanco, ministro de Fomento y vicesecretario general del partido, amenazó con dejar al PP sin representación en todos los organismos que el Parlamento debe renovar a partir de septiembre. Estos nombramientos siempre son pactados por cuotas de los partidos.

En un comunicado, Blanco aseguró que va a trasladar esta decisión al presidente del PP, Mariano Rajoy. También pide que "deje de jugar con las instituciones con su permanente obstaculización" de la designación de Pajín como senadora. La secretaria de Organización del PSOE espera poder acceder a un escaño en representación de la Comunidad Valenciana desde mediados de mayo, cuando se hizo la propuesta de su nombre para sustituir a otro senador. Desde entonces, el PP, cuyos votos son imprescindibles para el nombramiento, lo ha boicoteado con excusas formalistas. La situación no tiene precedentes en tres décadas de democracia.

Blanco anuncia que los socialistas dejarán al PP fuera de tres organismos

Pero ayer, además, dio una nueva vuelta de tuerca a la estrategia de dilación del nombramiento. El grupo del PP en las Cortes Valencianas, el órgano que debe designar a Pajín, hizo saber ayer que estudia la posibilidad de llamarla a comparecer para examinar su "grado de compromiso" con los valencianos.

La reacción del PSOE a esta posibilidad empezó por su líder en Valencia, Jorge Alarte, que anunció que su partido se querellará por prevaricación si se toma esta decisión. Después, la portavoz del PSOE en el Senado, Carmela Silva, tildó la propuesta de "deleznable". Incluso diputados y senadores de PNV, IU y ERC salieron a criticar las intenciones del PP.

Finalmente, Blanco amenazó con este veto, también sin precedentes, porque, según dijo, esta actitud "causa verdadero sonrojo a cualquier demócrata, no tiene precedentes y lo único que busca es obstaculizar el funcionamiento democrático del Senado". Mientras se dilatan los trámites para Pajín, el PSOE tiene un senador menos. Los órganos que el Congreso debe renovar a partir de septiembre son la Comisión Nacional de la Energía, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y la Comisión Nacional del Sector Postal. Los portavoces de PSOE y PP en el Congreso debían comenzar la negociación para cubrir los puestos de estos organismos, como siempre se ha hecho.

El presidente del Senado, Javier Rojo, advirtió por carta a la presidenta de las Cortes Valencianas, Milagrosa Martínez, que el precedente de boicotear la designación de un senador podía hacer saltar por los aires todo el sistema de reparto de puestos institucionales, que ha funcionado sin sobresaltos durante 30 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de agosto de 2009