Entrevista:ALBERTO RUIZ-GALLARDÓN | Alcalde de la capital de España | VIENE DE PRIMERA PÁGINA... CANDIDATURA OLÍMPICA DE MADRID

"Madrid será sede olímpica en 2016"

Es una corazonada, pero es su corazonada: "Madrid será sede olímpica en 2016". ¿Y no le preocupa Chicago al alcalde de Madrid? "Nosotros tenemos un activo superior". ¿Superior a Obama, que es de Chicago, y que es ahora el líder mundial? Alberto Ruiz-Gallardón no se arredra: "Él tiene un activo, la auténtica renovación que ha significado su acceso a la Casa Blanca".

¿Y Madrid? Ah, él se guardaba la carta: "Tenemos un activo superior: de los jefes de Estado cuyas ciudades aspiran -el emperador de Japón, Obama, el presidente Lula, Don Juan Carlos-, el único que puede llamar 'compañeros' a los más de 100 miembros que van a estar votando el 2 de octubre en Copenhague es el Rey de España".

"El Rey puede llamar 'compañeros' a los que votan: ese activo no lo tiene Chicago"

¿Y eso es tan determinante, alcalde? Él se embala: "El apoyo institucional es importantísimo. Los Juegos se dan a una ciudad, pero es impensable que una ciudad tenga capacidad para organizarlos si no tiene el apoyo de su Gobierno. La presencia del Rey al frente de la candidatura, el apoyo que el Gobierno le ha dado a Madrid 2016 [refrendado la semana pasada por Zapatero en Moncloa], es un activo formidable".

O sea, que Barack Obama no tiene nada que hacer frente a Ruiz-Gallardón. "Tiene una presencia mediática extraordinaria, pero Obama y Chicago no han logrado los avales financieros desde Washington. Algo que el Gobierno de España sí ha hecho para la candidatura de Madrid 2016". ¿Lo suficiente, alcalde? "Sin ningún tipo de reservas. Empezando por la Corona".

¿Barcelona, que fue sede, también? "Sin reserva alguna. El éxito de aquellos Juegos se ha convertido en una baza formidable de nuestra candidatura. Y Barcelona se ha volcado generosamente por Madrid. Ha aceptado ser la sede del fútbol. Y ya verá usted lo hermoso que será cuando nos juntemos con el alcalde Hereu en un acto que va a refrendar en septiembre este buen espíritu".

Así pues, le decimos al alcalde de Madrid: el espíritu olímpico vertebra tanto como la financiación... "Pasó en 1992", responde. "Los madrileños vivieron como propios los de Barcelona, y ahora es lo mismo al revés. Los Juegos serán en Madrid, pero serán de todos los españoles".

Hace años, en medio de obras como las que ahora hacen y deshacen la ciudad, decía el poeta fallecido Mario Benedetti que volvería a Madrid cuando encontraran el tesoro. ¿No degrada esta reconstrucción permanente la imagen urbana? "Al contrario", dice. "Eso significa dinamismo, ambición de futuro; significa que le hemos hecho frente a la crisis no con una actitud resignada sino buscando las mejoras que necesitamos para el futuro".

Le entrevistamos en su despacho, en Cibeles; está rodeado él mismo de obras, pero en este lugar parece el habitante solitario de un grupo de cajas lujosas aún vacías, en un edificio en avanzado estado de reconstrucción. Retumban las voces y los pasos, y él no para. Ha hecho muchas millas vendiendo Madrid para los Juegos. Le insistimos: ¿Cuándo encontrarán el tesoro? Halla un eslogan para responderle al amigo Benedetti: "Hemos encontrado ya el tesoro. Son los madrileños, sin ninguna duda. Cada vez que he iniciado una obra he sido objeto de críticas, y cada vez que la he terminado la gente ha hecho un generoso reconocimiento. Acuérdese del metro de Madrid. O de las obras de la M-30".

Él cree que las infraestructuras están listas. ¿Y los 110 electores que se sentarán el 2 de octubre en Copenhague? "He hablado con casi todos: y he visto interés. Mucho respeto a nuestra candidatura. Mi corazonada es que sale".

Una palabra sobre lo que sucede en el PP. ¿Lo de Bárcenas y Camps? Halló una buena disculpa para dejar de lado el asunto: "Quizá esa pregunta se haya contestado por sí misma cuando se publique esta entrevista". La entrevista se realizó unos días antes de la dimisión de Bárcenas y de que el tribunal valenciano archivara la causa contra Camps. Había salido ese día una foto de Esperanza Aguirre, su adversaria en el partido, junto a un retrato suyo, en un periódico. ¿Qué le parece? "No sé si a ella le hicieron un favor o no ampliando el ángulo de la foto, sacando mi retrato por encima de ella". Pero el alcalde no está para eso: está caminando hacia Copenhague en pos de su corazonada.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, posa en las escaleras del Palacio de Cibeles, actual sede del Ayuntamiento.
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, posa en las escaleras del Palacio de Cibeles, actual sede del Ayuntamiento.LUIS SEVILLANO

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de agosto de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50