Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cortometraje autofinanciado sobre un cuento de Dieste

Las escasas tres páginas del relato de Rafael Dieste Sobre a morte do Bieito (Dos arquivos do trasno, 1926), ya son cine. Nueve minutos de intriga que retuerce el imaginario popular sobre la muerte. No aparece la Santa Compaña buscando a los vivos, sino el vivo (el actor vigués Marcos Correa) buscando al muerto. "¡O Bieito vai vivo, o Bieito vai vivo!". Bajo esta letanía, de quien porta el ataúd del difunto camino del cementerio, se desarrolla el primer corto de la joven directora Xudit Casas (Celanova, 1984).

Quiso "ir sobre seguro" y prefirió el relato de Dieste a un guión propio porque aborda "un conflicto interno" que se desarrolla sólo en la mente del protagonista "y la dialéctica de un pequeño pueblo de principios del siglo XX". Estrenó en Celanova. Rodó con la colaboración vecinal, tanto los extras como parte del equipo técnico y ahora quiere agradecérselo así. Se lo agradece a Dieste también: "No está suficientemente reconocido y estoy convencida de que es porque le falta esa proyección política que tuvo Castelao y quizás también porque no escribió toda su obra en gallego".

Casas representa a la última generación de directores que tuvieron que "emigrar" para estudiar Comunicación Audiovisual. Se fue a Madrid, donde vive, y después a la Escuela de Cine de Lisboa. "En realidad soy de la escuela del videoarte, hago digital fundamentalmente: poesía visual, un lenguaje que mucha gente no entiende". Ha subtitulado el corto en español, catalán, euskera, portugués, inglés, francés, italiano y alemán pensando en su distribución.

Al margen de una pequeña colaboración del Ayuntamiento celanovés, afrontó por su cuenta el coste de la cinta (sólo el rodaje, 6.000 euros) y prescindió de la subvención de la Xunta. La ausencia de productora ha demorado más de un año la proyección del corto, que ya le han pedido en Rianxo (tierra natal de Dieste) y en Gijón, donde podrá verse antes del salto internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de agosto de 2009