Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

"Te envío las compras. Camps: cinco trajes a 950=4.750 euros"

Nuevos correos electrónicos de la red de Correa acreditan el supuesto cohecho

Nuevos documentos incorporados al sumario del caso Gürtel en Valencia apuntalan que el presidente, Francisco Camps; el secretario general del PP regional, Ricardo Costa; el ex vicepresiente Víctor Campos; el ex asesor de Turismo Rafael Betoret y el director de la televisión autonómica, Pedro García, recibieron regalos de la trama corrupta. Los cuatro primeros están imputados por cohecho.

Los correos electrónicos que se cruzaron los principales dirigentes de la trama corrupta vinculada a Gobiernos del PP, el caso Gürtel, investigada por el Tribunal Supremo y los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia, acreditan el supuesto pago de varios miles de euros en regalos de ropa al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps.

Crespo remite a Pérez un correo con la ropa vendida por José Tomás

El director de la televisión valenciana aparece con un traje, un abrigo y zapatos

La trama corrupta logró a través de varias de sus empresas -Orange Market, Easy Concept, Down Town, entre otras- cerca de ocho millones de euros en contratos de la Comunidad Valenciana a partir del año siguiente de llegar Camps a la presidencia, en 2003.

La investigación abierta en el Tribunal Superior de Justicia de Valencia ha permitido recopilar los correos electrónicos que enviaba Pablo Crespo, el número dos de la trama corrupta y ex dirigente del PP en Galicia, a Álvaro Pérez, El Bigotes, cabeza visible de la empresa Orange Market, con la que la red que dirigía Francisco Correa hacía negocios en la Comunidad Valenciana.

De Pablo para Álvaro

Uno de esos correos electrónicos, incorporado el sumario que se instruye en el Tribunal Superior de Valencia, recoge el siguiente mensaje enviado desde la dirección de Pablo Crespo (pablogerencia@fcsgrupo.com) a la dirección de Álvaro Pérez: "Te envío la relación de compras de la Comunidad Valenciana". El correo electrónico, al que ha tenido acceso EL PAÍS, se envió el 29 de marzo de 2007 a las 11.41 con una relación de la ropa adquirida para Francisco Camps, presidente de la Comunidad Valenciana:

"Cinco trajes a 950=4.750; 1 zapatos = 274,50; 1 zapatos = 184,50: 1 zapatos = 184.50; total: 5.392,50".

Junto a esta anotación aparecen otras referidas a Pedro García, el director general de la televisión autonómica valenciana, hombre de confianza de Francisco Camps y amigo personal de Pérez: "Dos zapatos, un abrigo, una chaqueta, cuatro sueter, un traje, total: 3.284 euros".

El correo electrónico de Crespo a Pérez copia el texto de otro correo que le envió José Tomás (Josetomas@foreveryoung.es), el sastre director de ventas de Forever Young, la tienda donde El Bigotes llevó a varios dirigentes del PP valenciano para que eligieran la ropa.

Tomás llegó a visitar la Comunidad Valenciana para tomar medidas y mostrar distintos tipos de tela a los dirigentes del PP para que eligieran el vestuario que, según la investigación, acabó pagando la trama a través de sus empresas Orange Market, Servimadrid Integral y otras.

Orange Market, según figura en un informe de la Agencia Tributaria que también tiene en su poder el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, incluyó como gastos para el funcionamiento de su empresa numerosas compras por más de 100.000 euros en las tiendas de Milano, justo el mismo establecimiento donde, según acreditan sus documentos internos y varios testimonios recabados por el juez, regalaban trajes a políticos y altos cargos de la Comunidad Valenciana.

La correspondencia entre los distintos integrantes de la trama prueba que la ropa que Camps y otros dirigentes del PP valenciano adquirían en las tiendas Milano y Forever Young era abonada por las empresas de la red corrupta que dirigían Correa, Crespo y, en Valencia, Álvaro Pérez. Esa documentación desmiente las declaraciones de Camps al juez sobre el supuesto pago en metálico de la ropa, de lo que no queda ni un solo rastro documental dentro o fuera de la tienda.

El director de ventas de la tienda donde Camps se vistió ha declarado en reiteradas ocasiones tanto al juez Baltasar Garzón, que inició la instrucción de este caso en la Audiencia Nacional, como al juez José Flors, que se encarga de la investigación en el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, que Camps nunca le pagó ni un euro por los trajes y el resto de ropa. El mismo José Tomás acreditó con distinta documentación de la tienda que el vestuario del presidente de la Comunidad Valenciana había sido abonado por las empresas de la trama corrupta.

En el sumario figuran talones bancarios de las empresas como justificante de la ropa para Camps y otros cuatro dirigentes del PP valenciano.

Los correos electrónicos que se cruzaron Pablo Crespo, número dos de la trama corrupta, y Álvaro Pérez, jefe de la empresa valenciana de la red, constituyen nuevas pruebas para acreditar el sistema de pago de la ropa que se compraba para Camps y el resto de altos cargos de la Comunidad Valenciana.

Mientras Camps ha sostenido desde el primer momento que pagó toda la ropa de Forever Young en metálico, Álvaro Pérez ha buscado otra justificación. En una conversación mantenida con su jefe, Francisco Correa, sostuvo que él compraba los trajes, se los prestaba a Camps para sesiones fotográficas y, posteriormente, el presidente valenciano se los devolvía.

El juez Flors ha señalado en su último auto que la versión ofrecida por José Tomás, el director de ventas de Forever Young, era creíble mientras que ha cuestionado la veracidad de lo declarado por el presidente valenciano en relación con los trajes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de julio de 2009