_
_
_
_
_

Baja la cifra de pacientes en lista de espera y aumenta el rechazo a operarse en la privada

Después de dos trimestres de récord, en los que se registró la cifra más alta de pacientes en espera de una operación, los últimos datos oficiales a 30 de junio de la lista de espera quirúrgica de la Consejería de Sanidad muestran un descenso. Son 45.872 pacientes, 2.953 menos que en marzo, cuando se publicó el último recuento. Sigue siendo una cifra alta (entre 2004 y septiembre de 2008 nunca se pasó de 44.000), pero en Sanidad están satisfechos.

La bajada, explicaron ayer, se debe al aumento de las intervenciones quirúrgicas. Según sus datos, los hospitales madrileños realizaron en el primer semestre del año 145.373 operaciones de lista de espera, un 11% más que en el mismo periodo de 2008.

Sólo a un tercio de los pacientes se les interviene antes de 30 días

En los nuevos datos, que Sanidad hace públicos en la web www.listadeesperamadrid.com cada trimestre, se mantiene otro de los récords del anterior recuento. Nunca había habido tantos pacientes en lista de espera que rechazaran la primera opción que les da Sanidad -generalmente una clínica privada- como ahora. A 30 de junio eran 16.383, el 35,7% del total en lista. El trimestre pasado suponía el 32,8%. Y es un porcentaje que no deja de aumentar año tras año. En 2004, cuando el Gobierno regional puso en marcha el Plan Integral para la Reducción de la Lista de Espera Quirúrgica, suponían únicamente el 6,9%.

Sanidad destacó ayer que ha conseguido reducir el tiempo medio de espera a 9,8 días, una mejora respecto al trimestre pasado (10,2). También defendió que cumple el compromiso de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, de que ningún madrileño espere más de 30 días para operarse. Aguirre prometió en 2003 dimitir si no era capaz de mantener su compromiso. Nunca lo hizo, pese a que nunca ha lo cumplido, como indican las propias cifras de la consejería.

La promesa sólo se cumple en un tercio aproximadamente de los ciudadanos en lista de espera, los que figuran en lo que Sanidad llama "lista estructural". A ella sólo se accede tras haber pasado consulta con el anestesista, lo que suele sumar otros 30 días de media.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De los 45.872 pacientes que aguardan intervención, 14.970 todavía no han pasado por el anestesista y 16.383 han rechazado el primer centro que les ofrecieron. Sólo con los 14.529 restantes se cumple el compromiso. Precisamente por el truco del anestesista, que permite a la Administración ganar esa ventaja de 30 días, el Ministerio de Sanidad expulsó a Madrid del cómputo nacional de listas de espera. Los que rehúsan operarse en la primera opción que les ofrecen pierden su derecho al compromiso de Aguirre y se ven penalizados. Según los últimos datos, les toca esperar seis veces más que los que se conforman con la primera oferta. De media, 57,4 días. Más de 100 personas llevaban esperando entre tres meses y un año cuando se recabaron las cifras, a 30 de junio.

La consejería informó ayer de que la mayor actividad quirúrgica ha permitido reducir en un 11,4% las operaciones en centros concertados, lo que "ha posibilitado un ahorro económico a la vez que se mantienen los tiempos de espera", añadió el portavoz. Traumatología es la especialidad que concentra más pacientes en espera, 10.855.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elena G. Sevillano
Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_