Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias desencalla la recalificación de los terrenos del Miniestadi del Barça

Laporta no rechaza la tesis de CiU, y Hereu, que necesita apoyos, la negociará

La llave para la recalificación de los terrenos del Miniestadi del Fútbol Club Barcelona puede estar en las manos del convergente Xavier Trias, líder de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona. Las condiciones de la formación nacionalista para dar el apoyo que necesita Jordi Hereu y acometer unos cambios urbanísticos largamente anhelados por el club son "negociables", en opinión de los socialistas -que no tienen el apoyo de sus socios de Iniciativa per Catalunya-, y no son rechazadas por el club azulgrana. ERC podría sumarse al consenso.

De todo ello hablaron ayer Trias y el presidente del Barça, Joan Laporta, en un encuentro calificado de "muy positivo" por la entidad azulgrana y de resultado satisfactorio en opinión de CiU. Todo parece indicar que las posturas del Barça y el Consistorio para llegar a un acuerdo dependerán, en buena medida, de que hagan suyas las demandas de Trias, que como líder de la oposición hará valer su apoyo.

Se trata de una recalificación perseguida hace años por el club- el primer intento fue en 2000-, y su actual presidente, Joan Laporta, últimamente no ha ahorrado críticas a los socialistas por las largas que daban a la recalificación, motivadas por la falta de mayoría suficiente en el Consistorio. Tampoco se ha callado sus críticas a las administraciones socialistas, en especial a Generalitat que preside José Montilla, institución que ha calificado de "diputación general". El Barça desea cerrar la recalificación de una vez y el alcalde, por su parte, también quiere pasar página.

"Pues yo no tengo ninguna prisa. Sólo quiero un acuerdo que posibilite la recalificación de los terrenos y el beneficio para la ciudad", insistió Trias. El líder de CiU explicó sus condiciones para dar el sí, tanto a Laporta como a los vecinos de Les Corts, y dejó claro que lo quiere en un documento de criterios que se debería firmar con el alcalde. El Barça quiere levantar en los terrenos del Miniestadi 1.625 pisos y tanto el club como el Consistorio convenían en que el 40% iría al mercado de vivienda social y el resto al mercado libre. La condición que impone CiU es la cesión gratuita del suelo en el que se levantarán los pisos sociales para que todos sean de titularidad municipal. El porcentaje aproximado de viviendas -incluidas las dotacionales, que suelen ser más pequeñas- sería del 50%, lo que supondría unas 800 en conjunto. Es decir, la mitad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de julio de 2009