Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

64 funcionarios chequearán los problemas de los barrios

Harán de puente y de mediadores entre vecinos y entidades sociales de la ciudad y el enjambre de despachos y áreas del Ayuntamiento de Barcelona. Su nombre oficial es de "técnicos de barrio" y es una nueva función que ha impulsado el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu.

Habrá 64 y su principal función será detectar los problemas y necesidades de los barrios y también proponer actuaciones. Una suerte de "mensajeros" entre Administración y administrados que se estrenarán en septiembre. Todos son funcionarios y antes de ser nombrados han tenido que pasar un concurso interno con pruebas de aptitud y entrevistas.

No quieren ser calificados de "comisarios", adjetivo que algunos grupos de la oposición les han adjudicado porque creen que su cometido tendrá un claro objetivo político. El Consistorio defiende la nueva figura como un paso más en la descentralización de los distritos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de julio de 2009