Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete menores violan a una niña deficiente de 13 años en Huelva

Los implicados se llevaron a la chica a la playa y amenazaron con ahogarla

La detención de siete menores por la violación de una joven de 13 años con retraso mental severo llevó ayer la estupefacción a Isla Cristina (Huelva, 20.000 habitantes). En la madrugada del sábado, durante la celebración de las fiestas del Carmen, un grupo de siete amigos se llevaron a la niña a una playa cercana y allí la amenazaron con ahogarla "si no se dejaba".

La hermana de la víctima, G.O.A, de 20 años, cuenta así lo ocurrido: "Mi madre no quería que la niña saliera pero, como era la feria y tres amigas la acompañaban, la dejó. Fueron todas a los cacharritos y a la actuación de un cantante sobre las 11.00. Después se encontró con un chico del pueblo que conocía, se pusieron a hablar y se perdió de las amigas. Llegó sobre las cinco de la mañana a casa, toda llena de moratones y cardenales, y las ropas rotas. No paraba de llorar y nos fuimos al hospital".

El hospital Infanta Elena, en Huelva, confirmó a la Guardia Civil la existencia de agresión sexual con penetración. La madre de la víctima acudió el sábado a la comisaría a denunciar los hechos.

El caos reinaba ayer en las dependencias de la Guardia Civil de Isla Cristina, que comenzó deteniendo a tres personas, después elevó los arrestos a cinco y, al final de la tarde, reconoció la existencia de siete implicados. Todos menores de edad y vecinos de la localidad.

"Ella no se puede defender como una chica normal", se emocionaba una vecina que conocía a la menor. "Se le nota perfectamente el retraso. Ellos lo sabían y se aprovecharon", dice casi llorando.

Si se demuestra la participación de los siete menores en la violación, dos de ellos quedaran impunes. Al no haber cumplido los 13 años no son imputables. "Están en su domicilio, con sus padres", señalaron fuentes de la investigación.

Otros dos fueron enviados de inmediato a un centro de menores de Cádiz. A última hora de ayer, los otros tres detenidos, con edades comprendidas entre los 14 y los 16 años, estaban siendo interrogados en las comisarías de Lepe, Cartaya e Isla Cristina.Al menos 30 personas se congregaron en las puertas del cuartel de la Guardia Civil ayer por la tarde, pero nadie quería reconocer su relación con el caso. Se trataba de los padres de los detenidos y de los familiares de la víctima. Éstos consideran que no es justo que "esa gentuza peligrosa" esté en la calle sólo por tener 13 años. "Tienen edad para hacer barbaridades, pero no para pagar por ellas", protestaba un familiar.

Muchos jóvenes de Isla Cristina, que estaban en el recinto ferial aquella noche, paseaban cabizbajos por el municipio. Habían decidido no hablar de los agresores. Con muestras de resaca y las voces rotas, coincidían en lo mismo: "No queremos meternos en líos". A la pregunta de si conocían a los supuestos agresores, todos contestaban con seguridad: "Pues claro". Pero ninguno soltaba prenda.

La familia de la víctima tuvo que abandonar Isla Cristina ante el revuelo causado por los hechos. "La criatura está como no te puedes imaginar. Todo el mundo pregunta. Ya se sabe cómo son los pueblos. Nos hemos ido a La Antilla [playa a ocho kilómetros] para que no pregunten más", declaró María del Mar Artiel, tía carnal de la agredida.

"Por favor que cambien esa ley. Esos no son menores. Lo que han hecho con ella no ha sido sólo una violación sino porquerías de todo tipo. Masturbaciones encima de ella y de todo. Ha sido una barbaridad, que los encierren, por Dios", se derrumbaba la mujer, que asegura haber criado a "la niñita".

Con éste son ya dos casos en menos de un mes en los que un grupo de jóvenes viola a una adolescente. El pasado jueves se conoció que una niña de 13 años había violada presuntamente por seis jóvenes, de entre 13 y 22 años, el 2 de julio en Baena (Córdoba). En este caso, la niña fue violada primero, sobre las seis de la tarde, en los alrededores de la piscina municipal, en una zona poco transitada. Tras esa primera violación en grupo, la niña fue nuevamente forzada por otros dos jóvenes en los vestuarios de la piscina.

El caso de Baena reabrió el debate sobre el alcance de la Ley del Menor y hasta donde debe llegar la edad penal. En la actualidad los menores de 14 años son inimputables penalmente, algo que beneficia a algunos de los implicados en los sucesos de Baena e Isla Cristina.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció el pasado sábado que su grupo llevará al Congreso una reforma de la Ley del Menor y abogó por mayores medidas de protección para los menores "honrados, decentes y normales". El Gobierno andaluz se ha pronunciado en contra de rebajar aún más la edad penal.

El defensor del menor, José Chamizo, pidió ayer una reflexión sobre las penas a imponer a estos menores.

Menores a juicio

- El número de menores enjuiciados creció en Andalucía el 31,4%, pasando de 5.604 en 2004 a 7.634 en 2007, según los datos del Observatorio de la Infancia

En Almería y Granada es donde se produjo un mayor incremento en el número de menores enjuiciados (155% y 57,2%)

De los 7.364 menores enjuiciados en 2007, 4.596 lo fueron por conductas delictivas y 1.750 por faltas

El 70,2% de los menores juzgados por delito tenían entre 16 y 17 años Sevilla (1.891) y Cádiz (1.633) fueron las provincias con más juicios a menores

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de julio de 2009

Más información