Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente admite que cerró el martes la financiación

Fue una rectificación a medias, y nunca admitida como tal. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, insistió ayer en que Galicia logró de la tarta de la financiación autonómica 64 millones de euros más de los previstos el pasado domingo. Pero también reconoció que los acuerdos se sellaron el martes, víspera del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), y no durante la propia reunión del consejo, como aseguró el miércoles su conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás. La conselleira apeló a esos 64 millones de supuesta última hora para justificar que Galicia optara por abstenerse, en lugar de votar no.

A media tarde del miércoles, durante un receso del CPFF, Fernández Currás aseguraba que el voto de Galicia estaba "condicionado" a mejorar el criterio de dispersión. Concluida la reunión, negó haber recibido ninguna orden del PP nacional sobre el voto, y atribuyó su abstención al "gesto" del Gobierno central de ofrecer 64 millones de euros de última hora, hasta alcanzar una cifra de 654 millones. Le desmintió categóricamente el jueves la Vicepresidencia económica de Elena Salgado. La propia ministra sostuvo que en el consejo no se modificó criterio alguno ni se incrementó el fondo adicional.

Por teléfono

Feijóo lidió ayer el toro de la contradicción entre la conselleira y el Gobierno poniendo el acento en los acuerdos. El domingo, relató, pactó con Salgado por teléfono que Galicia vería incrementados sus fondos entre un 5% y un 8%, lo que supondrían unos 34 millones de euros, según sus cuentas. Otros 34 le fueron garantizados el martes, según Feijóo, cuando el Gobierno se comprometió a que Galicia "no perdería" con la dispersión. La conselleira tenía conocimiento por tanto cuando empezó la reunión del monto total para Galicia, pero prefirió anotarse el tanto del supuesto gol en la prórroga de 64 millones de euros.

Feijóo sostuvo ayer que tiene "debidamente documentados" ambos acuerdos, aunque no aclaró si con la firma del ministerio. En todo caso, matizó que el Gobierno "sólo pone en duda 30 millones" de los 64, "una magnitud muchísimo inferior" a los 300 euros "que Cataluña asegura haber sumado en las negociaciones". El presidente gallego se mostró "sorprendido" por la rectificación del Gobierno, al que exigió que confirme los 654 millones en la negociación bilateral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 2009