Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La morosidad bancaria se desacelera pese a alcanzar su máximo en 13 años

La morosidad que acumulan los bancos y cajas españoles alcanzó el pasado mes de mayo una tasa que no se repetía desde el año 1996. La proporción de créditos impagados se situó en el 4,563%, según los datos ofrecidos por el Banco de España. Pese a ello, el crecimiento de esta cifra ha ido desacelerándose en los últimos meses.

La tasa de mora alcanzada en mayo supera en 0,143 puntos la cifra de abril. Una subida menos vigorosa que la experimentada ese mes frente a marzo, con una subida de un cuarto de punto sobre el 4,171%. La perspectiva interanual es mucho menos halagüeña. Mayo de 2008 se colocó en una tasa del 1,459%.

Aunque las previsiones apuntan que la morosidad cerrará el año en torno al 6%, el sector ve estos datos de forma positiva. A ello debe sumarse la decisión del Banco de España de cambiar el criterio de las provisiones, que anunció a las entidades esta semana pasada. El organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha rebajado la exigencia de algunas provisiones hasta el punto de aliviar un 50% la cobertura de hipotecas de riesgo. Según la normativa española, las entidades financieras clasifican los créditos como dudosos cuando su titular, particular o empresa, acumula tres meses consecutivos de impago.

Las cajas de ahorro han sido las entidades que más morosidad sufrieron en mayo. Alcanzaron un porcentaje del 5,207%, lo que supone un incremento mayor a la media, de 0,161 puntos, y una cartera dudosa de 46.095 millones de euros.

Los bancos cerraron el mes de mayo con una tasa de mora del 3,945%, también superior al 3,810% de abril, tras acumular un volumen absoluto de impagados de 31.929 millones, por encima de los 30.777 millones que tenían al cierre del mes anterior. Por último, las cooperativas de crédito terminaban mayo con una tasa del 3,835%, por encima del 3,779% del mes anterior. La cartera de créditos dudosos de estas entidades fue de 3.676 millones de euros dentro de un volumen crediticio total de 95.841 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 2009