Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Manda Eto'o

Laporta, presidente del Barça, admite que el acuerdo con el Inter para el fichaje de Ibrahimovic depende del camerunés

En la puesta de largo de Maxwell, primer fichaje del Barcelona esta pretemporada, el presidente del Barcelona, Joan Laporta, reconoció que el acuerdo alcanzado con Massimo Moratti, presidente del Inter de Milán, para el traspaso del delantero Zlatan Ibrahimovic no garantiza que el sueco milite en el tricampeón de Europa la próxima temporada. "La operación no está hecha", advirtió Laporta, rotundo, al referirse a la contratación del goleador. Diversos medios de comunicación dieron por hecho el traspaso durante todo el día de ayer. Por eso, también terció Txiki Begiristain, el director deportivo del club. "Fichar a Ibrahimovic es una opción, pero mantenemos abiertas otras posibilidades", matizó Begiristain.

El acuerdo se cerraría en 45 millones, más el pase de Eto'o y la cesión de Hleb

"Samuel lleva cinco años aquí y creemos que es el momento de un cambio", dijo Txiki

En consecuencia, el Barcelona dejó muy claro que no cierra la puerta a la posibilidad de contratar a David Villa -por el que el Valencia pide 50 millones- y tampoco ignora la opción de activar la opción del uruguayo Forlán, del Atlético de Madrid. Y es que la operación que permitiría vestir de azulgrana al máximo goleador del calcio en la temporada pasada (25 goles) depende de que Eto'o llegué un acuerdo con Moratti, presidente del Inter. Manda Eto'o y todos lo saben, empezando por Josep María Mesalles, su representante, que ya ha comenzado a negociar con el Inter consciente, claro, de que tiene la sartén cogida por el mango.

Al acuerdo entre el Inter y el Barcelona se llegó la madrugada del viernes en el centro de Milán. En casa de Moratti, al término de una cena a base de pasta, carne y buen vino, la predisposición para alcanzar un pacto fue absoluta. Por un lado, el anfitrión, Moratti, el presidente interista, se hizo acompañar de Marco Branca; al tiempo, Laporta asistió con el directivo Rafael Yuste, vicepresidente deportivo del Barcelona, Begiristain y Raúl Sanllehí, responsable del área deportiva del club. Unos y otros hablaban el mismo idioma -el Inter quiere a Eto'o y el Barça a Ibrahimovic- y en consecuencia, terminaron por entenderse.

En base al acuerdo, el Barcelona pagará 45 millones de euros por Ibrahimovic en una operación que incluye la cesión de Alexander Hleb, por una temporada y el traspaso al Inter de Eto'o. Laporta aclaró que había hablado el pasado lunes con el camerunés y aunque no quiso entrar en detalles, está claro que el delantero africano le dio su visto bueno a la posibilidad de que jugar el año que viene con el equipo italiano.

"Entendemos que era necesario un cambio", advirtió Begiristain al justificar las razones por las que el Barcelona ha decidido prescindir de Eto'o. "Estamos hablando de un jugador que ha dado un rendimiento fantástico y no vamos a menospreciarlo", advirtió, reconociendo que el vestuario necesita "caras nuevas tras un año excelente", añadió Begiristain, que aclaró sin esconderse que la decisión de prescindir del delantero africano, que termina contrato en el 2010, es suya y de Guardiola.

"Para dar este paso hay que estar muy seguros", advirtió al tiempo que explicaba que tanto él como Guardiola están convencidos de que el mercado ofrecía la posibilidad de encontrar un futbolista "que marque tantos goles como ha metido Eto'o. Lleva cinco años aquí y creemos que es el momento oportuno de un cambio", añadió Begiristain, que agradeció a los jugadores con los que está negociando el Barcelona su predisposición a valorar aspectos que van más allá del dinero.

Lo dijo por Villa, dispuesto a rebajarse la ficha si eso permite al Barcelona pagar su traspaso al Valencia; lo dijo por Maxwell, presente en la sala y lo dijo también por Ibrahimovic, con el que ya han hablado y tienen prácticamente cerrado el acuerdo, que a los 27 años le ligaría al conjunto catalán por cinco temporadas

El delantero sueco ha aceptado el tope salarial del Barcelona -el jugador mejor pagado siempre será Messi- una cuestión que le obliga a rebajarse el sueldo: en el Inter ganaba más de 12 millones de euros al año y en el Barcelona no llegará a los 11.

"El problema de Eto'o con el Inter no es de dinero", desveló Laporta. Lo dice porque conoce bien al jugador, a quien le une una extraña relación de la que con frecuencia saltan chispas. Sabe Laporta que hace cinco años, cuando fichó por el Barcelona sintiéndose despreciado por el Real Madrid, buscó Eto'o más cariño que dinero en el Camp Nou. La situación es semejante. "El Inter está entusiasmado con la idea de ficharle y se lo he dicho a él", dijo Laporta, explicando una llamada que efectuó desde la casa de Moratti a Camerún, donde se encuentra apurando sus vacaciones el delantero, que está convocado el próximo lunes día 27.

"Si Mourinho es listo, le convencerá. Basta con que le haga sentir importante", consideran en el Camp Nou. "El problema es que Samu es imprevisible", avisan. Llegados a este punto, manda Eto'o.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 2009