Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La farmacéutica catalana Reig Jofré desembarca en Suecia

Pocas empresas catalanas han puesto una pica en Suecia. Y acaba de hacerlo la farmacéutica Reig Jofré, gracias a su primera operación fuera de España. El grupo industrial, de capital familiar y con presencia destacada en la fabricación para terceros en España, se ha hecho con los laboratorios suecos Bioglan AB. La operación asciende a siete millones de euros, según los compradores. El vendedor de Bioglan AB es el conglomerado Midelfart Sonesson, que cotiza en la Bolsa sueca.

El sentido de esta adquisición, que refuerza la vocación internacional de la compañía de Sant Joan Despí y supone su irrupción en los mercados escandinavos, radica en la especialización del grupo comprado en el negocio dermatológico.

I+D fuera de España

Esta área ocupa un lugar prioritario en el plan estratégico de Reig Jofré, que a partir de ahora dispondrá por primera vez de capacidad de investigar con un equipo de I+D y con sus propias instalaciones productivas fuera de España. El sector biomédico que se concentra en Dinamarca y el sur de Suecia, en Medicon Valley, es el blanco de la empresa.

Hasta ahora, la actividad exterior de la farmacéutica pasaba por las exportaciones a través de socios comerciales y licencias y suponen el 30% de la tarta total del negocio, que asciende a 85 millones de euros. La compra ha sido financiada tanto con recursos propios como con créditos bancarios, precisó Reig Jofré. El interés de Reig Jofré, con 550 trabajadores, por Bioglan AB también se explica porque cuenta con licencias para comercializar nueve especialidades farmacéuticas en Suecia, Noruega, Dinamarca e Islandia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de julio de 2009