Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primer paso para juzgar a Camps

Barberá pide que se cambie el Código Penal para Camps

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, insistió ayer en que las anchoas que acepta José Luis Rodríguez Zapatero del presidente de Cantabria son un regalo que encaja en el mismo supuesto penal que los trajes que recibió Francisco Camps de la trama corrupta de Correa. Barberá propuso que se cambie el Código Penal "para poner las cosas claras y salir de esta espiral de locura". "Lo que no se puede es hacer sufrir a alguien honrado y trabajador [en referencia a Camps] como se está haciendo".

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, respondió a la alcaldesa: "Toda España está perpleja, porque hay diferencia entre vestirse presuntamente de manera clandestina y lo que yo hago, que es ir con la bolsa en la mano con las anchoas".

Durante su etapa como presidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) Barberá adjudicó a Special Events, empresa clave en la trama corrupta de Correa, la celebración de sus asambleas generales de 1999 y 2003 por un monto de 800.000 euros.

Por su parte, el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, puso en evidencia que la defensa de Barberá no casa con la de Camps. En opinión de Granados, la comparación entre los trajes y las anchoas no procede. Pero no por ser exagerada, sino porque, según Camps, los trajes no fueron regalos.

Granados dijo ayer que no iba a valorar los regalos porque ni siquiera sabe si los trajes "fueron o no regalos". "Se está haciendo un mundo de algo que no debería pasar de lo anecdótico. En cualquier caso, lo que hay que hacer es confiar en que esto se esclarezca hasta el final, yo estoy convencido de que se demostrará la inocencia" de Camps, dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de julio de 2009