Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado Juan José Folchi acaba en la cárcel por el 'caso KIO'

Tenía pendientes de cumplimiento dos penas de más de tres años

El empresario Javier de la Rosa, el ex juez Luis Pascual Estevill, el abogado Joan Piqué Vidal y ahora Juan José Folchi. Los máximos representantes de la Barcelona del pelotazo están actualmente en prisión para cumplir las penas que les impuso la justicia por diversas operaciones delictivas.

El último en sumarse a esta relación ha sido Folchi, ex abogado del Estado, asesor fiscal y secretario de diversos consejos de administración de las empresas implicadas en aquellas operaciones. Folchi acumulaba tres condenas firmes cuyo cumplimiento ha ido intentando aplazar de todas las maneras posibles, hasta que ha llegado al final de la escapada.

El pasado 29 de junio ingresó voluntariamente en Brians 1, la misma cárcel en la que cumple condena Piqué Vidal, que fue abogado de Jordi Pujol en el caso Banca Catalana. En febrero de 2006 Folchi fue condenado a tres años y cuatro meses de cárcel por apropiación indebida y falsedad documental por la operación Warbase, consistente en el desvío de 12 millones de euros de KIO a una cuenta del ex diplomático Manuel Prado y Colón de Carvajal.

El fiscal pide para él otros 12 años de cárcel por la trama de Hacienda

Aunque Folchi no recibió el dinero ni fue el depositario, los jueces consideraron que tuvo un "comportamiento activo" para que el resto de los acusados se beneficiaran, hasta tal punto que fue él quien facilitó, por indicación de De la Rosa, la cuenta de Ginebra en la que debía hacerse el ingreso.

En la pieza central del caso KIO, consistente en el desvío de otros 375 millones de euros de esta sociedad kuwaití que protagonizó De la Rosa, Folchi también acabó condenado en sentencia firme en septiembre de 2007 a otros tres años y ocho meses de cárcel. También por apropiación indebida y falsedad, y como en el caso anterior, el Tribunal Constitucional le denegó el amparo. Y un tiempo antes, Folchi ya había sido condenado a dos años de cárcel por su participación en la operación de venta de las papeleras Icsa-Impacsa.

Pero lo peor probablemente está por llegar. El próximo 15 de septiembre Folchi se volverá a sentar en el banquillo durante varios meses en el macrojuicio por la trama de Hacienda en Cataluña. El fiscal solicita para él 12 años de cárcel y le acusa de pagar para que las inspecciones no perjudicaran al grupo Torres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de julio de 2009