Entrevista:PERE NAVARRO | Director general de Tráfico

"Era escandaloso convivir con aquella cifra de muertos"

La sociedad civil engañó a Pere Navarro. Fue ayer. Él pensaba que iba a dar una charla sobre seguridad vial a empresarios, pero representantes de más de 100 asociaciones, fundaciones y empresas le organizaron un homenaje sorpresa para agradecerle que haya "situado como protagonista a la seguridad vial" y por haber cambiado la mentalidad de los conductores españoles durante sus más de cinco años al frente de la Dirección General de Tráfico, en los que las muertes en accidente han descendido un 46% y los heridos graves un 58%. Navarro (Barcelona, 1952), emocionado, bromeaba: "Si yo fuera inteligente diría 'adiós ministro, me voy'. Pero me quedaré hasta que se estropee todo". Horas antes, concedía una entrevista a EL PAÍS en la que destaca que el permiso por puntos sólo ha mostrado hasta ahora el 70% de su potencial.

"No es razonable que quien se beneficie del pronto pago pueda alegar"

Más información

Pregunta. ¿Si hoy se esfumase el carné por puntos qué pasaría?

Respuesta. No. Eso es impensable. En esta pequeña revolución silenciosa que estamos haciendo ya no hay marcha atrás. Los comportamientos se han ido consolidando, la gente ha aprendido que los accidentes son evitables, que el pequeño esfuerzo de cumplir las normas merece la pena.

P. ¿Piensa que los conductores también lo ven como un buen sistema?

R. Creo que todo el mundo lo ha entendido, lo que pasa es que cuando a uno le toca, duele. Yo siempre digo que los accidentes son una enfermedad grave y que no hay tratamiento indoloro.

P. Se calcula que hay 50 muertes mensuales menos desde julio de 2006.

R. Era una pasada que todos estuviéramos conviviendo con unas cifras absolutamente inaceptables. Ahora estamos convergiendo hacia la normalidad en la línea de lo que ocurre en Europa, lo raro, lo escandaloso, era lo de antes y que además conviviéramos de aquella manera con ello.

P. A 1,8 millones de conductores se les han retirado puntos. ¿Son muchos o pocos?

R. Teniendo en cuenta cómo infringíamos en España me parece poco, pero es el permiso por puntos el que ha producido el cambio de comportamiento, y el reflejo está en estas cifras.

P. El Tribunal Supremo ha dicho que el carné por puntos "no es un modelo de técnica legislativa". ¿Les está llamando chapuzas?

R. Probablemente no sea una maravilla desde el punto de vista jurídico, pero difícilmente sabríamos hacerlo de otra manera. ¿Qué no es perfecto para los juristas? Seguro. Pero es sencillo, comprensible, práctico y razonable.

P. Ese tribunal también les recordó recientemente que se puede recurrir la pérdida de puntos aunque se haya aprovechado el descuento del pronto pago. Esto arremete contra parte de la filosofía de la DGT. ¿Cómo afecta a la futura ley de Seguridad Vial?

R. Hombre, si alguien paga, la Administración se ahorra muchos trámites. Este ahorro parece razonable que lo compartamos con el ciudadano aplicándole un descuento. El carné por puntos puso de manifiesto los inmensos plazos entre la infracción y la detracción de puntos: entre cinco meses y dos años. Y ahora en cinco meses todo el mundo habrá pagado la infracción porque será firme con todas las garantías.

P. ¿Pero se podrá recurrir a pesar de haber pagado?

R. Vamos a ver, si usted quiere el descuento del 50% algo tiene que poner de su parte. Lo que no es razonable es quererlo todo. Esto está inspirado en los juicios rápidos, donde si tú dices 'acepto la culpabilidad', en 72 horas sales con la sentencia con el 33% de descuento de la pena. ¿Que quiere ir a juicio?, entonces siga la tramitación del expediente. No es normal que esta filosofía se pueda aplicar para delitos y no a las sanciones administrativas. ¡Qué raro!

P. Pero entonces es casi seguro que alguien va a recurrir este punto de la futura ley.

R. Bueno, hay algunos riesgos que están asumidos.

P. ¿Qué puede pensar la gente cuando sabe que a algunos delincuentes viales también se les han entregado dos puntos extra?

R. Nada es perfecto. Es verdad que hay algunas disfunciones y más cuando una cosa es la Administración de justicia y la otra es la Administración del Estado. Pero son pequeños temas, no afectan al núcleo duro del sistema.

P. ¿Eso se puede enmendar en la futura ley?

R. Dudo que exista un solo ciudadano condenado por delito contra la seguridad vial que antes no hay perdido algún punto por otras cosas y que por tanto haya recibido los dos puntos extra. Es muy difícil saltar de buen conductor a delincuente contra la seguridad vial.

P. ¿Hay que devolver los puntos a personas cuyas infracciones dejan de restar puntos con la ley que se aprobará en primavera?

R. No. Cuando los perdieron la ley decía que aquello restaba puntos y esas son las reglas de juego. Estaba muy claro. El permiso por puntos es delicado, necesita que lo protejamos y no podemos introducir excepciones extrañas o efectos retroactivos que debilitan su credibilidad y autoridad.

P. ¿Se va a multar a partir del primer kilómetro de exceso de velocidad?

R. La tabla de velocidades anterior no estaba en ninguna ley, era de uso interno. Nosotros seguiremos aplicando todos los márgenes que la prudencia y el sentido común nos da. Vamos a seguir haciendo lo mismo. Desde la Dirección de Tráfico, en fin, que haya una cierta inquietud porque la gente piense que se va a multar a 121 por hora en autovías y autopistas pues no nos parece mal.

P. Pero es mal momento para apretar las clavijas a los españoles.

R. No nos equivoquemos, en la ley que en estos momentos tenemos en trámite parlamentario el descuento pasa del 30% al 50% si se paga en 15 días... se reducen los plazos de prescripción y además se van a eliminar las suspensiones administrativas del permiso. En 2008 hubo 130.000.

P. ¿Lo peor de estos tres años?

R. Sin duda, el 1 de julio de 2006. Y sobre todo el mes anterior. No estaba claro que aquello saliera, era un triple salto mortal.

P. ¿De una escala de 1 a 10 dónde estaría ahora mismo el rendimiento del carné por puntos?

R. Curiosamente se le ha dado ya por muerto varias veces. Yo creo que estamos en un rendimiento de un siete y medio; nos sale un notable. Pero no es la única medida, es la más visible, sobre la que se va colgando todo lo demás.

El director de la DGT quiere reducir el número de muertos en carretera un 50% en 2010.ELSA GRANDA

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de julio de 2009.

Lo más visto en...

Top 50