Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las familias ahorran ya más del 14% de su renta, la mayor tasa desde 1995

Los hogares reservaron 13.310 millones en el primer trimestre, según el INE

En el periodo que va entre enero y marzo, la economía española encajó algunas de las peores noticias de la historia reciente: el paro superó los cuatro millones de personas y el PIB reflejó el mayor retroceso en más de medio siglo. Con la que caía, las familias, que ya cargaban con un pesado fardo de deudas, optaron por hacer acopio de dinero ante lo que pueda venir. Y eso se refleja de forma espectacular en las cuentas no financieras de la economía, que divulgó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE): los hogares ahorraron 13.310 millones de euros en el primer trimestre, más del doble que en el arranque de 2008 (5.193 millones).

La tasa de ahorro sobre la renta disponible de las familias llegó al 7,9% en el primer trimestre, frente al 2,8% del año pasado. La propensión al ahorro oscila de forma notable según la época del año (es mucho mayor antes del verano y de las navidades), por lo que se suelen acumular los datos de los últimos cuatro trimestres. Con esa medición, más homogénea, la tasa de ahorro se sitúa en el 14,1%.

Se trata del nivel de ahorro familiar más alto en la serie del INE, que arranca en 2002. Y según datos recopilados por el servicio de estudios de Caixa Catalunya a partir de estadísticas del Banco de España, hay que retrotraerse a 1995, año en el que la economía española salió de la anterior recesión, para encontrar tasas similares.

En el reverso de la moneda, los hogares se gastaron en consumir un 3,6% menos que en el mismo trimestre de 2008. El descenso en el consumo fue una de las razones del descalabro del crecimiento económico en el inicio de este año.

La renta disponible de las familias aún crece (un 1,5% interanual): el descenso en el pago de cuotas hipotecarias y el aumento de transferencias y prestaciones públicas compensa todavía el recorte de ingresos salariales.

El incremento del ahorro y el consiguiente descenso del consumo tienen una lectura positiva: contribuye a reducir el elevado nivel de endeudamiento de las familias. En 2007, la deuda acumulada por los hogares equivalía al 88% del PIB, un nivel que se redujo de forma tenue el año pasado. Porque los expertos dan por descontado que la tendencia se mantendrá y la tasa de ahorro superará el 16% a finales de año.

Si unos desequilibrios se corrigen, otros se acentúan. La renta disponible de las Administraciones Públicas cayó en un 18,7% en tasa interanual. Y su capacidad de financiación en el primer trimestre era ya casi nula (261 millones), pese a ser el que concentra menos gastos en inversiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de julio de 2009