Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tabakalera se queda sin su director de arquitectura

El centro cultural Tabakalera se queda sin su director de arquitectura. Iñaki Galarraga ha presentado su renuncia a la dirección general por diferencias de criterio irreconciliables sobre quién debe tener la última palabra en las cuestiones arquitectónicas del proyecto. Una portavoz de Tabakalera explicó a EL PAÍS que, en principio, el cargo desaparecerá del organigrama, teniendo en cuenta que el centro entrará en una nueva fase con la presentación, el próximo mes, del proyecto básico para el edificio que han realizado Jon y Naiara Montero. Los ganadores del concurso de arquitectura asumirán la dirección de la obra, que previsiblemente concluirá en 2013, mientras que la supervisión de los trabajos quedará en manos de la empresa Epitsa.

"La última decisión en cuestiones arquitectónicas, creo, tiene que estar en manos del director de arquitectura. Al ver que no es así, me quito de en medio", recalcó ayer a este periódico el propio Galarraga, en el cargo desde 2006. Precisó que sus diferencias con la dirección general no son en ningún caso de tipo personal y que mantiene su plena confianza en el proyecto ganador. "¿Se está yendo en la vía errónea? No lo creo, pero hay más incertidumbres que antes y el trabajo de estos últimos cinco meses era bastante mejorable. Se ha perdido tiempo en cuestiones secundarias", dijo.

"Cuando un arquitecto trabaja, todo el mundo se inmiscuye. Para este trabajo hace falta la fortaleza de Sansón, la paciencia de Job, la capacidad de Moisés de dirigir al pueblo en el desierto y además, ser agente de publicidad", recalcó este profesional, quien volverá a la docencia. La dirección de Tabakalera y su consejo de administración dejaron patente su labor y entrega al proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de junio de 2009