Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cajas de Segovia y Ávila se dan tres meses para integrarse

Las cajas de ahorro de Segovia y Ávila han iniciado un periodo de "estudio y análisis" que podría converger en un acuerdo de integración, aunque la fórmula final aún no está pactada y depende de informes de expertos, que pueden estar elaborados en un plazo de unos tres meses. En todo caso, según el presidente del consejo de administración de la entidad segoviana, Atilano Soto, "aunque no será una fusión, tampoco quedará en una simple colaboración".

Mientras que el Gobierno de Castilla y León, del PP, está haciendo una fuerte apuesta por la unión de las seis cajas de la comunidad autónoma, apoyado por la oposición socialista, pero con considerables resistencias en algunos consejos de administración, las dos pequeñas cajas de Ávila y Segovia mantienen una línea diferente, aunque en el acuerdo que pueda surgir dejarían la puerta abierta a la integración de la Caja del Círculo Católico de Burgos.

Atilano Soto ha explicado que si se fija un tamaño más grande, de caja única, "esto termina en una especie de absorción, y queremos mantener la independencia". Sólo si los informes encargados indican que la viabilidad de estas entidades no es posible, pese al acuerdo de integración, se plantearían otras fórmulas. Soto matizó: "Sólo se darán pasos hacia una gran caja regional si nos dicen que con el acuerdo no es suficiente y no es viable el futuro de ambas entidades". Entretanto, Caja Duero y Caja España han iniciado también un proceso de integración.

Para Soto, los estudios pueden estar finalizados en dos o tres meses en base a un modelo que, según sus palabras, "se trata de algún tipo de vehículo donde habría parte de activos y actividades integradas". "Estudiamos las posibilidades de formar algunos frentes y estrategias comunes", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de junio de 2009