Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EL FOTOMATÓN... Ángel Petisme, escritor y rockero | Moda

"Soy un poeta dominguero"

En 1986 la poesía de Ángel Petisme fue incluida en una antología de posnovísimos. Ahora, a los 47, este aragonés, que vivió la movida madrileña y tiene 13 libros -el último, Cinta transportadora, es Premio Internacional de Poesía Claudio Rodríguez- acaba de editar por su cuenta su tercer disco, Río Ebrio.

Pregunta. ¿Cuándo decidió ser poeta?

Respuesta. Con 12 años le escribía sonetos a la Pilarica. Estaba interno en un seminario. Era de una familia media e iba para curilla.

P. Luego se vino a Madrid, publicó libros, discos y lo llamaron para ir a la mili.

R. Pero me hice objetor de conciencia radical. El Rey dio una amnistía y me salvé. Brindé, con vino de Cariñena, por el Rey y la madre que me parió.

P. Poeta y músico. Ha elegido dos profesiones de riesgo.

R. No hay muchos poetas superventas. Y músicos cada vez menos.

P. ¿Y vive de su arte?

R. He trabajado planchando gabardinas en verano y poniendo copas. Pero desde el 95 la hipoteca la pago con los conciertos. Vivo de la música.

P. ¿Cómo compone?

R. Sólo escribo cuando me da el punto. No lo hago a diario. Llevo una libreta, y cuando está llena me siento los domingos y escribo. Soy un poeta dominguero.

P. Tiene tres discos: Cierzo, Buñuel en el desierto y Río Ebrio. ¿Tanto echa de menos Aragón?

R. Ahora con el AVE no hay exilio, pero me sale ese ramalazo maño. Aragón es mi toma de tierra.

P. El sitio más raro donde ha tocado...

R. Delante de Yoko Ono, su hijo Sean, el príncipe Felipe y un busto de Buñuel. Era un homenaje al director de cine. También en el Sáhara, en Irak y en Palestina.

P. ¿Qué es lo mejor que ha oído sobre usted?

R. Que soy buen poeta y mejor persona.

P. ¿Y lo peor?

R. Que soy mal poeta y un borracho. Pero me hago querer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de junio de 2009