Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tensión en Irán

La ONU teme por la suerte de los opositores iraníes

Centenares de críticos del régimen han sido detenidos en los últimos días

La máxima responsable de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, se declaró ayer preocupada por los arrestos de opositores en Irán "que no se ajustan a Derecho", y por la acción represiva de las milicias basiyís, las fuerzas paramilitares que obedecen al líder supremo, Alí Jamenei. Centenares de disidentes han sido detenidos en la última semana y se encuentran en paradero desconocido, según varias ONG que cuentan con colaboradores en Irán.

"El fundamento legal de los arrestos que están teniendo lugar no está claro", declaró Pillay. "¿Cuál es la base para estas detenciones?, ¿se están respetando las garantías de acuerdo con la ley iraní?, ¿por qué muchos de los detenidos no gozan de acceso a sus familias o abogados?, ¿y dónde están los desaparecidos?". La juez surafricana alertó en su informe de ayer sobre la "violencia desmedida" con que actúan las "milicias islámicas" contra los manifestantes y los activistas de derechos humanos. Pillay considera que "la situación podría deteriorarse rápidamente" como consecuencia de la negativa del líder supremo a revisar los resultados de las recientes elecciones presidenciales en Irán, que dieron una muy controvertida victoria al actual presidente, Mahmud Ahmadineyad.

Rupert Colville, portavoz de la alta comisionada Pillay, reconoció que existe una gran dificultad para saber lo que ocurre sobre el terreno, dada la imposibilidad de los periodistas para moverse con libertad fuera de la capital, Teherán. "Tenemos serias dificultades para hacernos una idea de lo que ocurre en las provincias puesto que nuestros movimientos y los de los periodistas están seriamente restringidos", precisó.

Más de 100 políticos reformistas han sido detenidos, incluido el hermano del ex presidente Mohamed Jatamí, según fuentes de la oposición, aunque la policía ha negado este extremo. El Ministerio de Inteligencia iraní sostiene que ha arrestado a varios de los "principales agentes" responsables de la violencia poselectoral. Entre ellos se encuentra Ibrahim Yazdi, ex ministro de Asuntos Exteriores y líder del Movimiento de la Libertad, un grupo político prohibido en Irán, quien fue arrestado el miércoles cuando era tratado en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Teherán. Fuentes de su entorno aseguraron que fue liberado ayer. Figuras relevantes del Gobierno del reformista Mohamed Jatamí (1997-2005), como el vicepresidente, Mohamed Tavasoli, o el viceprimer ministro del Interior, Mostafá Tajzadeh, se encuentran entre los detenidos.

La abogada iraní y Premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi, quien se reunió en Ginebra con Pillay, calcula que más de 500 personas han sido detenidas, entre ellas numerosos partidarios de Musaví que se manifestaban en las calles. Ebadi, que dirige el Centro de Defensores de los Derechos Humanos, prohibido en Irán desde diciembre, aseguró que los voluntarios de su ONG siguen trabajando sobre el terreno e "intentan reunir informaciones y publicar comunicados en su sitio de Internet".

Amnistía Internacional ha dicho que los detenidos corren el riesgo de sufrir torturas y que en las provincias las fuerzas leales al régimen están actuando con mayor saña contra los opositores. En Shiraz, al sur, al menos 100 estudiantes fueron detenidos y uno de ellos murió como consecuencia de las cargas policiales.

El régimen ha prohibido la salida del país a otras prominentes figuras políticas, entre los que se hallan los hijos del influyente ex presidente Akbar Hashemi Rafsanyaní. Su hija, Faezeh, se dirigió a los partidarios de Musaví en la marcha del martes en Teherán, y los representantes de la línea dura del régimen han pedido su detención inmediata.

LOS PRINCIPALES DISIDENTES

- Ibrahim Yazdi. Tiene 76 años. Ministro de Exteriores tras la revolución que llevó al poder a Jomeini. Se alejó del régimen tras la toma de la Embajada de EE UU. Lidera el Movimiento de la Libertad. Detenido tras las elecciones y liberado ayer.

- Mohamed

Alí Abtahi. Ocupó el puesto de vicepresidente entre 1997 y 2005 con Jatamí. Tiene un blog, Webnevest. Se encuentra detenido, igual que Yazdi. En las pasadas elecciones apoyó al reformista Mehdi Karrubi.

- Mostafá Tajzadeh. Fue viceministro de Interior con Jatamí. Milita en el Frente Islámico de Participación. Es uno de los objetivos del sector ultraconservador, que le acusó de robar las elecciones para Jatamí en 2001.

- Said Hajarian. Político, periodista e intelectual que fue asesor de Jatamí. En marzo de 2000 sufrió un atentado que le dejó en una silla de ruedas. Es miembro del Frente Islámico de Participación y una de las voces más críticas.

- Mohsen Mirdamadi. Secretario general del Frente Islámico de Participación. Fue uno de los organizadores de la crisis de los rehenes en 1979. Próximo a Jatamí. Los sectores conservadores le han impedido presentarse a las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de junio de 2009

Más información