Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesino de su pareja en Elche admite el crimen, pero se excusa en una minusvalía

La juez decretó ayer el ingreso en prisión de Mario García, de 49 años, por asesinar, trocear y tirar en cuatro contenedores de basura en una calle de Elche a su compañera, María Paz, de 34 años. El descuartizador reconoció a la magistrada, la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Elche, la autoría del crimen y mantuvo la misma versión sobre el móvil que ante la policía. Es decir, que la mató porque lo "humillaba". Y añadió: "Se reía de mí y se estaba aprovechando de mi dinero".

El homicida ofreció toda clase de detalles sobre el macabro asesinato. Y, a modo de excusa, según fuentes de la fiscalía, argumentó que posee una discapacidad mental cifrada en un 66%, lo que obligó a encargar un examen médico por parte del forense para comprobar esta circunstancia. Un forense, a petición de la juez, realizará un reconocimiento médico para conocer su estado mental. En cualquier caso, el miniserio público asegura que va a solicitar la máxima pena, 25 años de prisión, por el delito de asesinato con ensañamiento, alevosía y parentesco.

Mientras, el abogado del homicida destacó que su cliente está "arrepentido", que en el momento de la agresión "se le fue la cabeza" y argumentó que tiene mermadas sus facultades mentales.

El acusado prestó declaración por espacio de dos horas. Durante ese lapso, la familia de la mujer asesinada aguardó la resolución de la magistrada en una dependencia de la oficina judicial.

El acusado fue asistido por un letrado de oficio y la Asociación Mujeres Vecinales de Elche, que lucha contra el maltrato, ejercerá la acusación popular. Los miembros de esta asociación han solicitado una entrevista con la familia de la víctima para ofrecerle ayuda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de junio de 2009