Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación promocionó el British Council en un examen oficial de inglés

La nueva Escuela Oficial de Idiomas de Valencia lleva 27 meses parada

"Si quieres aprender más visita la web del British Council". Con esta frase en inglés concluyó la prueba oral (conocida popularmente como listening) del examen oficial de inglés para tercer curso de las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) de la Comunidad Valenciana. La llamada a bucear en la información de esta prestigiosa entidad, que funciona como un centro privado de inglés, causó estupor entre algunos de los alumnos y profesores que el pasado 2 de junio participaron en el examen de nivel Intermedio de inglés, tanto para libres como para oficiales, y que mantienen depositada su confianza en el sistema público de Escuelas Oficiales de Idiomas. El contenido del examen, al que acudieron miles de personas, depende de la Consejería de Educación, que dirige Alejandro Font de Mora.

El PSPV exige el inicio de unas obras que tenían que estar ya

Por otra parte, el concejal socialista del Ayuntamiento de Valencia Juan Soto recordó ayer que el cartel anunciador de la nueva Escuela Oficial de Idiomas de Valencia hace 27 meses que está puesto en el solar sin que hayan empezado las obras.

Soto reclamó el inicio de la nueva EOI de Valencia, que acumula retraso tras retraso mientras las solicitudes de ingreso han superado con creces las plazas ofertadas en la última década. El edil socialista achacó al Partido Popular "la más absoluta desidia y dejadez", que recordó que Font de Mora afirmó que las obras de la nueva escuela de Valencia saldrían a licitación en diciembre de 2007 y se adjudicarían en febrero de 2008, lo que permitiría iniciar la matrícula para 10.500 nuevos estudiantes presenciales en el curso 2009-2010.

"El solar está repleto de maleza y no estará ni para el curso 2009-2010, ni para el curso 2010-2011", prosiguió Soto, "y mientras casi 700 alumnos de la EOI de Valencia han tenido que trasladarse a Llíria para hacer las pruebas oficiales".

"El consejero mintió intencionadamente a los ciudadanos y ha faltado el respeto a todos los estudiantes que no pueden acceder a la enseñanza de idiomas en un centro público", sentenció Soto. Por contra, la Consejería de Educación insiste en impulsar el chino como idioma optativo e impartir Ciudadanía en inglés en Secundaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de junio de 2009