Reportaje:

De preso a turista de lujo

El detenido por error en Semana Santa vuelve a Granada

Juan Enrique Tena Martín no olvidará su particular estancia en Granada durante la pasada Semana Santa, pero a buen seguro que la segunda visita a la ciudad, durante la feria, tampoco se le va a borrar de la memoria. Esta vez la capital granadina se ha volcado para intentar compensar el mal sabor que le quedó por llegar como turista a la ciudad de la Alhambra y pasar cinco días interno por error en la prisión de Albolote. Fue una "pesadilla" por la que Tena aún espera que le pidan "perdón".

"Nadie se ha disculpado por ello, pero no guardo rencor a la ciudad, ni a los granadinos" relataba ayer mientras el alcalde de la capital, José Torres Hurtado, lo nombraba a él y a su amigo Fran, que lo acompañó también en Semana Santa, embajadores turísticos de Granada. Una apretada agenda le ha programado estos días el Ayuntamiento para que ambos guarden "buen recuerdo" de la ciudad tras el fatal "percance".

"Nadie se ha disculpado", se lamentaba ayer Juan Enrique Tena

Hospedaje y comidas en establecimientos de primera. Estancias en el ferial y entradas de toros para ver al maestro José Tomás, acompañados del alcalde. Un balcón privilegiado en la procesión del Corpus Christi, el pasado jueves, y visita nocturna a la Alhambra son algunos de los actos preparados. Se siente mejor, pero es obvio que no podrá olvidar lo que le pasó en la Semana Santa de 2009.

La Policía lo detuvo de madrugada en un hotel por una orden de busca y captura que en realidad se refería a otra persona, que además ya estaba en un centro penitenciario y con la que sólo coincidía un apellido. Estuvo horas en los calabozos y tras pasar a disposición judicial se dictó su ingreso en prisión ya que los datos de filiación coincidían con los suyos. Eso ocurrió el jueves santo y hasta el lunes siguiente permaneció como un recluso más.

Hay varias investigaciones para depurar responsabilidades, pero lo cierto es que aún no ha recibido una sola disculpa oficial. "Yo soy enfermero y si cometo un error lo primero que hago es disculparme con el paciente". Entiende la ausencia de explicaciones como una negativa para "asumir la responsabilidad", aunque sus abogados han solicitado diversas pruebas en la investigación que de oficio se sigue en el Juzgado de Instrucción 3 de Granada, el mismo que decretó su ingreso en prisión.

La Audiencia Nacional emitió la orden con los datos correctos, pero no constaba así en el directorio que comparten el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Sindicatos policiales culparon de la "grabación errónea" al Instituto Armado. Sólo coincidía un apellido con el de la persona a quien anteriormente había buscado la Audiencia Nacional. Interior también inició una investigación.

Su amigo, que lo acompañó en la visita anterior, recuerda lo sucedido como algo "desesperante". "No encuentras a nadie que te eche una mano". Pero ahora tanto Fran como Juan Enrique disfrutan de una estancia de ensueño en la capital granadina. "Viendo que no hubo reacción del Gobierno ni los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad pensamos que no podían llevarse ese recuerdo turístico", apuntó el alcalde, quien ha contado con el apoyo de todo el sector para "resarcir" al pacense del "percance" vivido hace unos meses.

Hoy sábado está previsto que participen de jurado en un concurso de enganches, pasen por la caseta municipal y cenen en La Despensa. El domingo regresarán a Madrid, aunque ayer recibieron otro bono de cuatro noches de hotel para que lo utilicen cuando quieran.

Clientes VIP

La escapada aprovechando que también fue festivo el jueves en Madrid les habría salido por algo más de 2.000 euros por persona. Ésa es la estimación del Ayuntamiento de Granada que no ha tenido que pagar un euro para cobijar a estos dos amigos, ya que las ofertas de hoteles, restaurantes y otras empresas del sector han sido abundantes. Una repleta agenda de actos lo constata.

Llegaron el miércoles, en su propio coche por expreso deseo de Juan Enrique, y desde entonces descansan en el hotel Alhambra Palace, uno de los más prestigiosos de la ciudad, aunque fueron muchos los que ofertaron sus establecimientos. El jueves vieron la procesión del Corpus Christi desde un balcón situado frente a la catedral y almorzaron en el restaurante Oleum. Un baño árabe en la calle Elvira y cena en Los Manueles.

Ayer viernes fueron nombrados embajadores turísticos de Granada y asistieron después a la feria antes de acudir a la corrida de toros de la tarde con José Tomás. Un coche los trasladó a la Alhambra donde disfrutaron de una visita nocturna al recinto monumental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de junio de 2009.