Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tras conocer el sumario, el PSPV acusa a Camps de mentir a las Cortes y al PP

El sumario judicial que instruye el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, por un supuesto delito de cohecho, demuestra que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, miente. Así, lo afirmó ayer el portavoz del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, durante la séptima sesión de control a Camps relacionada con su implicación en el caso Gürtel. El Partido Socialista del País Valenciano (PSPV-PSOE) está personado como acusación particular en el sumario que se instruye por supuesto cohecho contra Camps, su número dos, Ricardo Costa, y otros dos ex altos cargos de la Generalitat. Los cuatro, supuestamente, recibieron trajes pagados por empresas de la trama corrupta que dirigía Francisco Correa.

"Conozco el sumario y tengo más fuerza para reclamar la regeneración democrática", afirmó Luna en el Parlamento valenciano. "Usted sigue imputado como antes, pero yo ahora conozco el sumario", insistió el portavoz socialista, que acusó a Camps, sin ambages, de mentir a la Cámara. Luna también aseguró que a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, los propios imputados no le han contado la verdad acerca del contenido del sumario del caso Camps. El presidente acusó al socialista de haber tomado "una deriva incomprensible, absurda y fuera de tono".

Camps se escudó de las críticas socialistas tras la victoria del PP en las elecciones europeas, en las que su partido ha sacado 15 puntos de ventaja al PSPV-PSOE. Con este argumento eludió dar cualquier tipo de explicación sobre los contratos de la Generalitat con las empresas de la trama corrupta.

"Me siento respaldado"

"No nos asustan sus maneras, ni sus gestos, porque nos apoyamos en el trabajo diario y en el respaldo de la mayoría de nuestros conciudadanos", dijo Camps. "Me habría extrañado que nos hubiese felicitado por el resultado", dijo Camps, que añadió: "Al final es la nada sobre la que intentan basar no sé que tipo de acusación".

El pleno de las Cortes Valencianas concluyó en escándalo al abandonar sus escaños toda la oposición. Tras la sesión de control, en la que hubo reiteradas alusiones a la corrupción, medio Gobierno y un nutrido grupo de diputados populares salieron del hemiciclo para felicitar a Camps. Lo que la oposición, en mayoría, aprovechó para pedir que se votase una de sus propuestas. La presidenta de las Cortes dilató la votación, entre gritos de "tongo, tongo", hasta que el PP recuperó la mayoría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de junio de 2009