El IDAE prevé un gran desarrollo de la energía solar térmica

La energía solar térmica va a experimentar un gran desarrollo en España, predicen los expertos. A la capacidad potencial del sur y del levante, zonas con los mejores porcentajes de horas de sol de Europa, se une el hecho de que algunas de las tecnologías más eficientes en ese campo de energía solar por concentración, la denominada de torre central, está , fundada en 1956.

El director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Enrique Jiménez Larrea, cree que la eólica todavía tiene capacidad para duplicar los megawatios instalados y pasar de los 17.000 actuales a los 40.000 en 2020. Pero, en su opinión, la solar térmica va a experimentar un "gran desarrollo", entre otras razones porque están evolucionando mucho en materia de almacenamiento del calor, lo que permite, cuando se pone el sol, transformarlo en energía eléctrica, aumentando así el número de horas de suministro continuado y la posibilidad de gestionar el flujo. Jiménez Larrea aseguró ayer en el European Future Energy Forum, que se celebra en BEC de Barakaldo, que la hoja de ruta de España en materia de energía ya está trazada y no tiene vuelta atrás. "Crecerá la aportación de las energías limpias hasta el 50% del consumo, en 2020, convirtiéndose en la base del sistema". "A partir de ahí encajaremos las demás, sobre todo el gas con los ciclos combinados, que será muy importante, y lo que quede será la nuclear, claramente en retroceso", indicó el director general del IDAE. Las renovables aportan ahora en torno al 12% del consumo y producen picos de hasta el 43%. "Para llegar a ese escenario del 50%, no obstante, hay que afrontar un proceso de adaptación de la red de transporte y distribución de energía hacia una gestión más precisa de la demanda. Y además tienen que evolucionar mucho los sistemas de almacenamiento de energía procedente de las renovables", aseguró Jiménez Larrea.

Sener quiere ser el líder mundial en tecnología de torre de concentración

Precisamente, en ese campo del almacenamiento y de la producción de energía a partir del calor del sol es donde Sener aporta una tecnología novedosa. La torre central es una especie de faro rodeado de espejos que concentran la luz solar hacia la cúspide de aquélla. Calientan a temperaturas de hasta 500 grados unas sales que, una vez utilizadas para generar el vapor que mueve una turbina de producción eléctrica, pueden ser almacenadas. Los sistemas de almacenamiento actuales apenas si proporcionan seis horas de generación eléctrica sin sol. "Nuestro sistema permite ya proporcionar 17 horas continuadas de suministro ininterrumpido sin necesidad de sol", explica uno de los ingenieros del programa, Peru Arribalzaga.

Esa nueva tecnología está siendo desarrollada por la empresa Torresol, fruto de la alianza entre Sener y Masdar, la sociedad de Abu Dabi de investigación de energías limpias. Quiere llegar a los 1.000 megawatios instalados en 2020 y ser líder mundial en esa tecnología.

Iberdrola Renovables, empresa centrada en la producción eólica, cree que en España hay todavía mucho margen de maniobra para instalar parques eólicos, hasta duplicar la capacidad. Su responsable de Mercados, Juan Rivier de Abbad, advirtió, no obstante, que para alcanzar un consumo del 50% de renovables tiene que ampliarse la red eléctrica. "Hay una oposición organizada a la creación de nuevas líneas, y para llegar a un consumo de renovables tan alto los ecologistas van a tener que cambiar el chip y no oponerse", dijo.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS