Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

El tesorero del PP, a un paso del Supremo

La Fiscalía Anticorrupción halla indicios sólidos de delito fiscal tras un informe de la Agencia Tributaria y solicita que se remita urgentemente la causa al alto tribunal

El tesorero nacional del PP y senador por Cantabria, Luis Bárcenas, y el diputado nacional Jesús Merino, del mismo partido, supuestamente cobraron importantes cantidades de dinero de la trama corrupta que dirigía el empresario Francisco Correa y no declararon sus ingresos a Hacienda. Por este motivo, la Fiscalía Anticorrupción, basándose en un informe de la Agencia Tributaria fechado la semana pasada, en la investigación policial y en otros testimonios, entiende que ya sí existen indicios sólidos suficientes para que se remita la causa contra estos dos aforados al Tribunal Supremo. Y así lo ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde se investiga la trama corrupta que dirigía Correa, preso en la actualidad por delitos de cohecho, tráfico de influencias y evasión de capitales, entre otros.

El fraude al fisco que se atribuye al tesorero prescribe el próximo julio

La investigación también apunta al diputado nacional Jesús Merino

Los delitos contra la Hacienda Pública que se investigan en el caso de Bárcenas, según fuentes cercanas a este organismo, ocurrieron supuestamente hasta mediados de 2004, por lo que estarían a punto de prescribir, lo que exigiría una actuación urgente del Tribunal Superior de Madrid para remitir el caso al Supremo.

La 'caja B' de la trama

El jefe de la trama corrupta, Francisco Correa, confesó a sus colaboradores en una conversación, grabada e incorporada a la denuncia que dio lugar a la investigación, que había entregado más de 1.000 millones de pesetas a Bárcenas de adjudicaciones de la etapa de Francisco Álvarez Cascos al frente del Ministerio de Fomento. En las anotaciones de la caja B de la trama corrupta figuraban entregas de dinero de Correa que dan cuenta del pago de supuestos cohechos a altos cargos del PP a cambio de favores de administraciones públicas donde gobernaban.

La Fiscalía Anticorrupción entiende que de todo lo investigado y de los informes de la Agencia Tributaria recibidos se puede concluir que las siglas "L. B." o el nombre de "Luis, El Cabrón" (hallados en la caja B de Correa) se corresponden con el tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas.

El contundente informe que ha elaborado la Agencia Tributaria y que ha sido entregado a la Fiscalía Anticorrupción, que investigan desde hace año y medio este caso, probaría -siempre según fuentes conocedoras de la investigación- la relación entre las fechas de los pagos de la trama corrupta a Bárcenas y sus ingresos no declarados al fisco.

La policía investigó una operación bancaria sospechosa de Luis Bárcenas, que ingresó en enero de 2003 en un banco situado junto al Congreso de los Diputados 330.000 euros en billetes de 500. Hacienda llegó a analizar los movimientos bancarios y Bárcenas explicó entonces al fisco que se trataba de la devolución de un crédito que había pedido un mes antes, en diciembre de 2002, para una compra de cuadros que finalmente resultó fallida.

La investigación incluye en el cobro de dinero de la trama al diputado Jesús Merino y al todavía eurodiputado en funciones Gerardo Galeote, que fue apartado de la lista para las últimas elecciones europeas por Mariano Rajoy a raíz de su implicación en este caso.

La contabilidad de las empresas de Correa registra una entrega de unos 50.000 euros al diputado Merino más otros 180.000 euros a una persona a la que se identifica con las siglas J. M. La investigación sostiene que esas siglas corresponden a Jesús Merino.

El Tribunal Superior de Madrid deberá pronunciarse ahora sobre la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción y, en su caso, elevar el asunto al Supremo si considera razonables y delictivos los hechos que detalla la Fiscalía Anticorrupción y que se deducen de los datos aportados por la Agencia Tributaria.

El informe de Hacienda, según fuentes cercanas a la Agencia Tributaria, señala unos ingresos de varios millones de euros a favor de Bárcenas. Incluso más de los "mil millones de pesetas" (seis millones de euros) que Correa confiesa en una conversación con sus colaboradores que fue grabada por uno de ellos. Correa ha manifestado que esa frase estaba mal interpretada porque se refería a todo el dinero que le había ahorrado al PP con las actividades que organizaron para este partido a unos precios muy competitivos.

Cuando el caso de la trama corrupta vinculada al PP estaba en manos del juez Baltasar Garzón y éste quiso elevar el asunto al Tribunal Supremo al entender que Bárcenas estaba implicado en la trama, la fiscalía se opuso en dos ocasiones. Entonces, adujo que no había indicios sólidos de que "L. B." o "Luis, El Cabrón" fuesen las iniciales de Luis Bárcenas.

Ahora no tiene dudas y el único problema con el que se encuentra es la amenaza de prescripción del delito fiscal que supuestamente cometió Bárcenas. La prescripción de los delitos tiene fecha, el próximo mes de julio, según los citados medios. Si la causa se remitiera finalmente al Supremo, este tribunal tendría que pronunciarse sobre si aceptan la competencia y, en su caso, elegir a un juez instructor que, a su vez, citase como imputados a los aforados con vistas a interrumpir la prescripción.

La estrategia del PP siempre se ha basado en la convicción de que el caso Bárcenas nunca llegaría al Tribunal Supremo. Hace sólo 48 horas, Mariano Rajoy, líder de los populares, se mostraba convencido en privado de que la causa contra su tesorero nacional se archivaría.

El líder del PP apoya a Bárcenas, la persona que, como tesorero ahora y en los últimos 20 años como gerente, representa el corazón de las finanzas del partido y tiene toda la información sobre el dinero que se ha movido. Además, de todos los implicados en la trama de corrupción vinculada al PP, es el único al que nombró personalmente como tesorero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de junio de 2009