ELECCIONES EUROPEAS | Los resultados

IU retiene sus dos escaños aunque sufre una nueva fuga de votantes

La candidatura de Meyer baja al 3,7% de respaldo y pierde 60.000 papeletas

Un hondo suspiro de alivio en la sede de IU en Madrid, a pesar de todo. La tercera fuerza política española, en coalición con la catalana ICV, logró ayer retener sus dos escaños en el Parlamento Europeo -que ocuparán Willy Meyer y Raül Romeva-. Pero la letra pequeña de los resultados deberá ser motivo de estudio en los próximos días: IU-ICV ha perdido 60.000 votos respecto a 2004 -una vez finalizado el escrutinio, logró 584.000 papeletas- y pasa del 4,1% al 3,7%. Además, le toca contemplar el ascenso de UPyD, que en principio se disputa un electorado distinto pero que aspira a ocupar el puesto de tercer partido de ámbito nacional: ayer lo fue en 32 capitales de provincia, frente a sólo seis de IU.

Más información
El PP, inmune a la corrupción

El resultado, en cualquier caso, da un momentáneo respiro a Izquierda Unida, cuyos dirigentes se habían conjurado en los últimos meses para tener prietas las filas y aparcar las peleas internas, tras comprobar en las generales de 2008 que el hastío del electorado había abierto una vía de agua que amenazaba con hundir el barco. Meyer mostró anoche su "moderada satisfacción" por la sentencia de las urnas y anunció que "el trabajo va a continuar".

No dio importancia a la fuga de votantes, que sigue. Hace un año, en las generales, IU dijo adiós a 300.000 electores (tuvo 970.000 votos). Ahora también pierde un apoyo considerable: obtuvo 643.000 votos en 2004 y ayer se quedó en 584.000. Y eso que éstas eran las elecciones más favorables para la organización capitaneada por Cayo Lara: primero, porque son las únicas de ámbito nacional en las que los votos a IU valen lo mismo que los del resto de partidos; y, además, porque se dan en un contexto de crisis económica y paro galopante que habían llevado a Meyer a confiar en "el voto de los trabajadores" y a pedir el castigo al Gobierno. "Ahora vamos a analizar los datos con calma, pero lo primero es celebrar que conservamos nuestros dos escaños", explicaba anoche un dirigente de IU. Y añadía: "El ascenso de UPyD es un dato a estudiar: no sabemos si es un mero refugio del voto de castigo al PSOE y al PP o es que realmente se han hecho con un hueco propio. Pero nosotros nos mantenemos como tercera fuerza política en España".

La caída se da sobre todo en el País Vasco -tras el fracaso en marzo del Gobierno tripartito del que formaba parte IU-EB y el abandono de Javier Madrazo-, donde se pierden más de la mitad de los votos; y en Cataluña: allí concurría ICV y se han recibido 30.000 votos menos. Fuentes de IU lo atribuían anoche a los incidentes registrados durante las manifestaciones de universitarios contra el Plan Bolonia, que terminaron con cargas policiales (el consejero catalán de Interior, Joan Saura, es de ICV). También baja IU-ICV en Madrid, Castilla-León, Asturias y Andalucía; la marcha de Rosa Aguilar deja cierta huella en Córdoba capital: IU cae un punto y medio en porcentaje. Por el contrario, el apoyo sube ligeramente en Aragón (donde IU es la única fuerza política que se opone al gran parque temático en el desierto de Los Monegros), Castilla-La Mancha y Murcia.

El candidato Willy Meyer, entre Gaspar Llamazares y Cayo Lara, anoche en la sede de IU.
El candidato Willy Meyer, entre Gaspar Llamazares y Cayo Lara, anoche en la sede de IU.ÁLVARO GARCÍA
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS