Baltar emplea a 75 candidatos del PP en las municipales

El popular José Luis Baltar emplea en la Diputación de Ourense que preside a candidatos que, en su condición de líder del PP orensano, sitúa en las listas electorales. El PSOE ha hecho recuento de los miembros de las listas de las elecciones municipales de 2007 con trabajo (fijo o temporal) en la institución provincial y le salen más de 75.

El PSOE irán al juzgado si detecta irregularidades en los contratos. "La Diputación no puede seguir pagando favores políticos", protestó ayer el secretario provincial del PSOE, Eladio Fernández. "El personal no cabe" en la sede provincial y "tienen que salir unos a tomar café para que puedan entrar otros", dice Fernández, quien añade que la institución emplea a más de 1.000 orensanos (600 de ellos fijos) cuando empresas como Adolfo Domínguez tienen 600 trabajadores.

En la lista de los candidatos del PP que trabajan en la Diputación figuran Miguel Prado López, hijo del ex delegado provincial de Agricultura, Agustín Prado Verdeal (la hija se presenta a las oposiciones ahora convocadas); Francisco Javier Rodríguez Nóvoa, concejal del PP de Ourense; y varios trabajadores que aspiran a hacerse con plaza fija en las oposiciones convocadas para este mes.

El PSOE denuncia que los integrantes de los tribunales que presiden las oposiciones (y conceden los puestos de trabajo) "son en su mayoría políticos". Aunque la ley establece que los miembros de los tribunales deben ser técnicos, los de la Diputación son políticos convertidos en técnicos por Baltar, según explicó ayer el dirigente del PSOE.

Jurado "político"

Entre los miembros del tribunal que decide quiénes obtendrán un puesto de trabajo en la Diputación se encuentran Valentín Pérez, alcalde de San Amaro; Miguel Ángel Rodríguez, concejal en Esgos; José Eugenio Galindo, ex alcalde de Nogueira de Ramuín; Carlos Castiñeiras, ex presidente de Nuevas Generaciones; Montserrat Rodríguez, esposa del portavoz del PP en O Carballiño; y José Luis Suárez, hijo del alcalde de Monterrei; y Francisco Cacharro Gosende, vinculado a UPyD e hijo del ex presidente de la Diputación de Lugo. Estos dos últimos obtuvieron en su día las dos notas más altas de la oposición que la Justicia mandó repetir porque Baltar había ordenado a los aspirantes, en contra de la ley, que pusieran sus nombres y apellidos encabezando el examen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de junio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50