Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prada declara al fiscal que Aguirre le impuso al jefe de los espías

"Gamón alardeaba de su amistad con la presidenta y González"

Alfredo Prada, ex vicepresidente segundo y ex consejero de Justicia e Interior del Gobierno de Madrid, no sólo ratificó el pasado 23 de marzo ante el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Manuel Moix, la coincidencia con su agenda de la mayoría de los partes de seguimiento elaborados por los espías de la Consejería de Interior y publicados por este diario. Reveló, además, que tuvo que nombrar a Sergio Gamón Serrano, jefe orgánico de los supuestos espías, director general de Seguridad del Gobierno madrileño "por petición expresa de la presidenta", Esperanza Aguirre.

Prada reconoció que durante su mandato al frente de la Consejería de Interior -hasta junio de 2007- sus relaciones con Gamón pasaron de ser "tensas" a "nulas". Su conflicto con tal protegido de Aguirre lo dejó plasmado así: Gamón "alardeaba ante los alcaldes de sus buenas relaciones con la presidenta y con el vicepresidente primero [Ignacio González], ninguneaba y obstaculizaba el desarrollo del proyecto de las Bescam [policía autonómica madrileña]".

El alto cargo del PP corrobora el espionaje colateral a otras personas

Su declaración corroboró el espionaje colateral a otras personas que se reunieron con él en los meses en que estuvo bajo el intenso foco de los supuestos espías del Gobierno de Aguirre, abril y mayo de 2008, en vísperas del congreso en Valencia en el que Aguirre estuvo a punto de disputarle a Mariano Rajoy el liderazgo del PP. Tanto Prada como Manuel Cobo, vicealcalde madrileño -también víctima del espionaje a cargo de funcionarios de Aguirre-, eran claramente simpatizantes de Rajoy. Por tal razón, sus movimientos precongresuales tenían un alto valor político. En el desarrollo de su declaración, Prada confirmó que tuvo una entrevista con Clara Reynolds, representante de una fundación, el 4 de abril de 2008. Los espías tuvieron constancia de esa cita al identificar la matrícula del coche de Reynolds cuando estaba aparcado junto a la Consejería de Justicia.

Otra víctima colateral del espionaje de los agentes del Gobierno de Aguirre es Álvaro Renedo, ex director general de Telemadrid, ex diputado regional del PP y, aparentemente, ex amigo de Aguirre. Los espías le llegaron a fotografiar tras sostener un encuentro con Prada en el hotel Hesperia, el 20 de mayo de 2008. La cita, confirmada por Prada al fiscal, era muy interesante para los jefes de los espías. Renedo se entrevistó horas antes ese mismo día con Granados, molesto con las continuadas críticas a su persona desde medios digitales que controlaba Renedo. Por otro lado, aunque el juez no las ha admitido, también han presentado denuncia contra esta trama la diputada regional del PP Carmen Rodríguez Flores -la matrícula de su coche figura en un parte-, Ginés Jiménez -presunto jefe de la trama de corrupción policial de Coslada que un asesor del consejero Francisco Granados, Marcos Peña, dijo haber investigado- y Juan Carlos Fernández Núñez, ex subordinado de Prada que denunció el robo de su ordenador tras un registro en su despacho oficial capitaneado por Gamón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de junio de 2009