Las cajas andaluzas planean una alianza para controlar SOS

Las cuatro entidades acudirán a la ampliación de capital

La nueva etapa que se abre en el principal grupo aceitero del mundo, SOS, puede tener un relevante protagonismo andaluz. Las cuatro cajas de ahorro de la comunidad que ahora concentran casi el 25% del accionariado de la compañía -Unicaja, Caja Granada, Cajasol y Cajasur- ya han anunciado su intención de acudir a la ampliación de capital por valor de 200 millones de euros con la que se quiere compensar las pérdidas que han provocado la salida de la cúpula del grupo de los hermanos Salazar, hasta ahora los máximos accionistas, con un 28,22%.

Pero ahí no queda todo. Fuentes de las entidades andaluzas han confirmado que "no es descartable" una alianza conjunta de las cuatro cajas para dar un golpe de timón y hacerse con el control del grupo SOS pues la consideran una "apuesta estratégica".

La operación deberá contar, no obstante, con Caja Madrid que, de momento, haciendo valer su mayor cuota accionarial (10,5%) se ha hecho con la presidencia, en la persona de Mariano Pérez Claver.

No obstante, las dos vicepresidencias se han reservado para las cajas andaluzas, que ocuparán ese puesto de manera rotatoria. Aunque el nombramiento que más expectativas ha levantado en clave andaluza ha sido el del jiennense José Manuel Muriel, también presidente de Santana, como primer ejecutivo del grupo. "La llegada de Muriel es una muy buena noticia para el aceite andaluz", ha reconocido el líder del PSOE de Jaén y secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías.

Las cajas andaluzas presiden también las comisiones de auditoria y de nombramientos y retribuciones, la primera en la persona de Manual Azuaga (Unicaja) y la segunda por Juan Salido (Cajasol). Tanto CajaGranada como Cajasol han cambiado sus consejeros en SOS, que antes ocupaban sus presidentes, Antonio Claret García y Antonio Pulido, respectivamente.

Los dos han dejado el cargo por no poder compatibilizarlo con su presencia en otros consejos de administración. La participación de las cajas andaluzas en SOS está así: Unicaja (8,9%), CajaGranada (5,2%), Cajasol (5%) y Cajasur (4,85%). Paradójicamente, Caja Jaén, la entidad afincada en la mayor provincia productora de aceite del mundo, se retiró de SOS en el año 2001 al sentirse ignorada en el préstamo participativo que las cajas otorgaron al grupo aceitero. Fuentes de la caja jiennense, la de mayor tamaño de todas las andaluzas, ven difícil que reconsidere su decisión.

Las cooperativas oleícolas andaluzas también aguardan con expectación los cambios en SOS, un grupo al que venían criticando por las presiones que ejercía sobre los mercados. "SOS se ha dedicado a especular con su estrategia de precios a la baja", indica Cristóbal Gallego, responsable del aceite de la Federación de Cooperativas Andaluzas, Faeca.

Por eso las cooperativas confían en un cambio de rumbo en la estrategia del principal grupo aceitero. Incluso la firma malagueña Hojiblanca, la mayor cooperativa olivarera del país, no descarta entrar en el accionariado de SOS. "Nos interesaría entrar si es con un proyecto conjunto con las cajas andaluzas y si se hace una apuesta por el aceite de calidad", señala Antonio Luque, director gerente de Hojiblanca.

Los sindicatos, por su parte, confían en que los cambios accionariales en SOS no afecten al millar de empleos que el grupo tiene en sus centros en Andalucía: la fábrica Carbonell en Alcolea (Córdoba), Koipe en Andújar (Jaén) y la fábrica de aceitunas Acyco en la localidad sevillana de Dos Hermanas (Sevilla). "La dirección no da garantías al 100%", advierte Pedro Marcos, responsable de la Federación Agroalimentaria del sindicato UGT.

Datos del grupo

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 31 de mayo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50