Entran en vigor las ayudas al cambio de vehículo

Las ayudas directas para estimular la compra de automóviles entran en vigor hoy, aunque su importe variará según la comunidad donde se adquiera el vehículo. El Gobierno y los fabricantes garantizan una ayuda mínima de 1.500 euros (500 euros los pone el Ejecutivo y el resto las empresas) en todo el territorio español. Los gobiernos de Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Extremadura han anunciado que aceptan la propuesta lanzada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y darán otros 500 euros por vehículo adquirido en sus respectivos territorios.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, debatió la propuesta con los representantes autonómicos el pasado jueves, con un saldo desigual. Mientras algunas comunidades ya anticiparon que completarían la ayuda con dinero autonómico desde el inicio del plan, fijado para hoy, otras rechazaron sumarse por diversos motivos.

El gobierno de la Comunidad de Madrid (PP), por ejemplo, optó por mantener su propia línea de ayudas, que incentiva la compra con un descuento del 20% en el impuesto de matriculación. Galicia (PP) rechazó la iniciativa, al menos hasta debatir un plan propio con el sector. Y Cataluña (PSC-ICV-ERC) la vinculó a la financiación autonómica. Por su parte, la Generalitat valenciana hará coexistir su plan con el incentivo del Gobierno, de forma que sumaría 1.000 euros a la compra de vehículos nuevos y 500 euros a la de coches usados.

Medida desigual

El distinto nivel de ayudas según el territorio preocupa a las empresas. El presidente del Gremio de Vendedores de Vehículos a Motor, Miquel Donnay, advirtió ayer que el rechazo de la Generalitat dejará a Cataluña en una "franca desventaja" y lamentó que los vendedores se vean forzados a una ofensiva de precios que "evite la merma de ventas". Aunque los Gobiernos autónomos podrían pedir el empadronamiento del comprador al que ayuden, los concesionarios creen que existen subterfugios para beneficiarse de los subsidios.

La desigualdad también se produce entre las marcas, que han anunciado planes diversos. Ford ofrece abaratar sus coches entre 2.000 y 6.000 euros; la oferta de Renault oscila entre 2.000 y 6.500 euros. La ayuda de Peugeot ronda los 4.000 euros y la de Citroën fluctúa entre 2.000 y 6.400.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS