Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos quietos, el consejero aún no ha llegado

Todo estaba listo ayer para ensayar la respuesta al fuego en el bosque de La Vallesa: los hidroaviones, las brigadas terrestres y las helitransportadas. Todos estaban preparados salvo el consejero Serafín Castellano... que no llegaba. El simulacro fue interrumpido para aguardarlo, según denunció la Coordinadora de los Bosques del Turia, que calificó lo ocurrido de "tomadura de pelo", y afirmó que la paralización duró casi media hora y obligó a suprimir algunas acciones previstas, como la evacuación de viviendas.

Una portavoz del departamento de Gobernación reconoció el retraso (de 20 minutos), pero aseguró que el programa no sufrió alteraciones salvo por un detalle no relacionado con la agenda del consejero: la ambulancia que debía socorrer a una víctima simulada tuvo que abandonar el lugar para atender una emergencia real. La portavoz admitió que se dio orden de retrasar la descarga de los hidroaviones, la parte más llamativa de la operación, "hasta que llegaran las autoridades".

Con retraso o sin él, la coordinadora recordó que el bosque, situado al noroeste de Valencia, carece de plan antiincendios dos años después ser declarado parque natural. Y que el borrador lleva en exposición pública desde otoño sin que se hayan respondido las alegaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de mayo de 2009